Somos un Colectivo que produce programas en español en CFRU 93.3 FM, radio de la Universidad de Guelph en Ontario, Canadá, comprometidos con la difusión de nuestras culturas, la situación social y política de nuestros pueblos y la defensa de los Derechos Humanos.

viernes, 28 de abril de 2017

¿Podrá Lula regresar a la Presidencia de Brasil después del golpe de Estado contra Dilma?

Pedro Echeverría V.

 

1. Así como China, India, EEUU e Indonesia, son los países más poblados del mundo, en América Latina debemos enlistar a Brasil, México, Argentina, Colombia, Perú y Venezuela. Aquellos son tres países asiáticos y un americano; los seis de América son además los de mayor extensión, con excepción de Bolivia con sólo 11millones de habitantes. Esas naciones, aunque no integren a los siete, a los 20 países más poderosos del mundo (como EEUU y China), juegan un papel determinante en la política mundial. Brasil, en este contexto, se mueve entre unos y otros jugando un papel preponderante en varios contextos.

2. Brasil es el país hermano mayor de América Latina con 206 millones de habitantes. En extensión es el mayor en Iberoamérica y el V en el mundo. Sus últimos dos gobiernos electos –el de Lula da Silva y el de Dilma Rousseff (2002-16) fueron de centro-izquierda y de franca confrontación con los gobiernos de EEUU, Bush y Obama. Fue la causa esencial que llevó al golpe de Estado contra la presidente Rousseff. ¿No fue acaso un reto directo a los EEUU la integración del BRICS con Rusia, India, China y Suráfrica y que se abrieran a China las puertas comerciales de algunos países de América?

3. Recuerdo a Brasil en 1961 en los tiempos que Cuba se defendía contra las agresiones y la invasión imperialista de los EEUU. No olvido que aquel año, cuando asumía la Presidencia de los EEUU Kennedy, también Janio Quadros tomaba la Presidencia de Brasil en sustitución de Kubitschek; que también ese año renunció Quadros dando paso a Joao Goulart con posiciones más a la izquierda al promulgar una reforma agraria. Ya desde aquel año hay un Partido de los Trabajadores Brasileños (PTB) que sería el antecedente del de Lula. Kennedy preparó una invasión a Cuba y al ser derrotada ordenó la expulsión de Cuba de la OEA.

4. Lula, el líder obrero sindicalista, fue en tres ocasiones candidato presidencial del Partido de los Trabajadores contra Collor de Mello 1990, frente a Cardoso en 1994, en 1998; presidió el Foro Social Mundial en 2001 y al siguiente año asumió la Presidencia de Brasil 2002. Es la población católica más numerosa del mundo y las confrontaciones de clases entre ricos y pobres son agudas. Las principales concentraciones se dan en las ciudades: San Paulo (40.7), Minas de Gerais (19.9), Río de Janeiro (15.6), Bahía (14.5), Río Grande do Sul (10.8) Las mitad de la población es blanca, 43 por ciento parda y 7 por ciento negra. 

  1. ¿Cuántas bases militares estarán dirigidas a Brasil para evitar el regreso de Lula o de Dilma al gobierno de ese país? Estados Unidos ha instalado alrededor de un millar de bases militares en todo el mundo. Solo en América Latina y el Caribe posee 36 bases militares. Un inventario oficial elaborado por el Pentágono, en el 2008, Estados Unidos tenía 865 bases en 46 países, en los cuales desplegaba unos 200 mil soldados. Algunos sostienen que el número total de bases es de unas 1.250, distribuidas en más de 100 países del mundo.

  1. Con las idea de Fidel Castro -por el que mantuvo una fuerte admiración- Lula convocó en 1990 el I Encuentro de Partidos y Organizaciones de Izquierda de América Latina y el Caribe, conocido como Foro de São Paulo, pacifista y antiglobalizador, que reunió a más de sesenta partidos y organizaciones guerrilleras de veintidós países. Este Foro continúa sus reuniones en varios países. O sea, Lula –a pesar de las dificultades que ha tenido que sortear y, seguramente errores cometidos- no ha dejado de vigilar y participar en América y Brasil en particular.


     

  2. Rousseff cayó del gobierno de Brasil como producto de un golpe de Estado: el mismo que se ejecutó al cura en Paraguay, a Zelaya en Honduras, a la Kirchner en Argentina y busca tirar del gobierno a Maduro de Venezuela y a Morales de Bolivia. No es un asunto personal sino toda una política del capitalismo que busca reinstalar totalmente a la derecha en todos los países. Por ello tengo duda de que Lula en Brasil y López Obrador en México puedan instalar sus gobiernos. Sin embargo la batalla hay que darla porque aún hay esperanzas de que cambien las cosas. (27/IV/17)

     

     

    http://pedroecheverriav.wordpress.com

    alterar26@gmail.com 

 

 

América Latina 50 años: Gabo y Che



Emir Sader
A las justas conmemoraciones de los 100 años de la Revolución Soviética, se suman, para América Latina, dos fechas decisivas para la identidad del continente.
Son 50 años de la primera edición de Cien años de soledad y la muerte del Che. La imagen de América Latina en el mundo cambió para siempre.
Ya teníamos tres Premios Nobel de Literatura –Gabriela Mistral, Miguel Ángel Asturias y Pablo Neruda–, pero la cultura del continente era todavía conocida sólo de manera fragmentada, individualizada, sin que la imagen que tenemos de nosotros mismos fuera difundida por el mundo.
La publicación de Cien años de soledad fue el marco definitivo, sin retorno, de la proyección de la capacidad creativa de los latinoamericanos respecto a su propio mundo.
Gabo no se imaginaba qué destino tendría el paquete que mandó desde el correo de México hacia la Editorial Sudamericana, en Buenos Aires, juntando los pocos pesos que tenían –sólo pudieron mandar la mitad del libro y, por error, siguió la segunda parte. Cuando las ediciones del libro sumaron el primer millón de ejemplares, Gabo se dio cuenta de lo que había pasado con aquel envío por correo.
Como él mismo dijo en el discurso cuando recibió el Nobel de Literatura, el mundo había reconocido la extraordinaria capacidad creativa de América Latina, faltaba reconocer nuestro derecho de, con la misma creatividad, resolver nuestros problemas con nuestras propias soluciones. El realismo mágico o como se pasó a denominar nuestra literatura, proyectó el imaginario latinoamericano en el mundo de forma irreversible, desde hace 50 años.
El Che no alcanzó a leer Cien años de soledad. Cruzando por aeropuertos de Sudamérica, en dirección a Bolivia, no alcanzó a tener acceso a la obra del Gabo. El proyecto del Che era el de coordinar, desde Bolivia, las luchas guerrilleras emergentes en la región. Su muerte proyectó definitivamente su imagen de guerrillero heróico para el continente y para el mundo. Su foto, todavía en Cuba, mirando al barco que explotó en el puerto de La Habana, es la foto más vista en el mundo.
Desde la primera edición de Cien años de soledad y de la muerte del Che, la literatura latinoamericana y su historia, han conquistado definitivamente un lugar en el mundo.
Nuestra literatura se ha consolidado como una de las más importantes de la segunda mitad del siglo XX y nuestra vida política ha previsto experiencias decisivas para la izquierda mundial.
Desde entonces, nuestra literatura ha recibido otros dos Premios Nobel –Octavio Paz y Vargas Llosa–, así como nuestra vida política se ha enriquecido con tantas otras experiencias, de que hay que conmemorar los 50 años.
El nuevo tipo latinoamericano emergió en el Chile de Allende, en la Nicaragua de los sandinistas, en los gobiernos posneoliberales de Hugo Chávez y de Maduro, de Lula y Dilma, de Néstor y Cristina, de Tabaré y 'Pepe' Mujica, de Evo, de Rafael Correa, así como surgió adelante en la Cuba de Fidel y de Raúl.
El continente es otro respecto a hace 50 años. Menos injusto y menos desigual donde se ha avanzado en la superación del neoliberalismo. Más integrado y solidario donde se han priorizado los procesos de integración regional.
Un balance de ese medio siglo esencial para nuestro continente, desde el punto de vista político y cultural, debe ser tema de las grandes reflexiones que los dilemas actuales imponen al pensamiento crítico del continente. Volviendo a los Cien años de soledad y al Che, pero contemporáneos de nuestro presente y con los ojos puestos en toda la primera mitad del siglo XXI, cuyos destinos se definen en los enfrentamientos que vive el continente en este mismo momento.

La era de la ingobernabilidad en AL



Raúl Zibechi
La Jornada 
La desarticulación geopolítica global se traduce en nuestro continente latinoamericano en una creciente ingobernabilidad que afecta a los gobiernos de todas las corrientes políticas. No existen fuerzas capaces de poner orden en cada país, ni a escala regional ni global, algo que afecta desde las Naciones Unidas hasta los gobiernos de los países más estables.
Uno de los problemas que se observan sobre todo en los medios, es que cuando fallan los análisis al uso se apela a simplificaciones del estilo: Trump está loco, o conjeturas similares, o se lo tacha de fascista (que no es una simple conjetura). Apenas adjetivos que eluden análisis de fondo. Bien sabemos que la locura de Hitler nunca existió y que representaba los intereses de las grandes corporaciones alemanas, ultra racionales en su afán de dominar los mercados globales.
Del lado del pensamiento crítico sucede algo similar. Todos los problemas que afrontan los gobiernos progresistas son culpa del imperialismo, las derechas, la OEA y los medios. No hay voluntad para asumir los problemas creados por ellos mismos, ni la menor mención a la corrupción que ha alcanzado niveles escandalosos.
Pero el dato central del periodo es la ingobernabilidad. Lo que viene sucediendo en Argentina (la resistencia tozuda de los sectores populares a las políticas de robo y despojo del gobierno de Mauricio Macri) es una muestra de que las derechas no consiguen paz social, ni la tendrán por lo menos en el corto/mediano plazos.
Los trabajadores argentinos tienen una larga y rica experiencia de más de un siglo de resistencia a los poderosos, de modo que saben cómo desgastarlos, hasta derribarlos por las más diversas vías: desde insurrecciones como la del 17 de octubre de 1945 y la del 19 y 20 de diciembre de 2001, hasta levantamientos armados como el Cordobazo y varias decenas de motines populares.
En Brasil la derecha pilotada por Michel Temer tiene enormes dificultades para imponer las reformas del sistema de pensiones y laboral, no sólo por la resistencia sindical y popular sino por el quiebre interno que sufre el sistema político. La deslegitimación de las instituciones es quizá la más alta que se recuerda en la historia.
El economista Carlos Lessa, presidente del BNDES con el primer gobierno de Lula, señala que Brasil ya no puede mirarse al espejo y reconocerse como lo que es, perdido el horizonte en el marasmo de la globalización (goo.gl/owd24y). El aserto de este destacado pensador brasileño puede aplicarse a los demás países de le región, que no pueden sino naufragar cuando las tormentas sistémicas acechan. En los hechos, Brasil atraviesa una fase de descomposición de la clase política tradicional, algo que pocos parecen estar comprendiendo. Lava Jato es un tsunami que no dejará nada en su sitio.
El panorama que ofrece Venezuela es idéntico, aunque los actores ensayen discursos opuestos. De paso, decir que atender a los discursos en plena descomposición sistémica tiene escasa utilidad, ya que sólo buscan eludir responsabilidades.
Decir que la ingobernabilidad venezolana se debe sólo a la desestabilización de la derecha y el imperio, es olvidarse que en la prolongada erosión del proceso bolivariano participan también los sectores populares, mediante prácticas a escala micro que desorganizan la producción y la vida cotidiana. ¿O acaso alguien puede ignorar que el bachaqueo (contrabando hormiga) es una práctica extendida entre los sectores populares, incluso entre los que se dicen chavistas?
El sociólogo Emiliano Terán Mantovani lo dice sin vueltas: caos, corrupción, desgarro del tejido social y fragmentación del pueblo, potenciados por la crisis terminal del rentismo petrolero (goo.gl/DW8wkQ). Cuando predomina la cultura política del individualismo más feroz, es imposible conducir ningún proceso de cambios hacia algún destino medianamente positivo.
En suma, el panorama que presenta la región –aunque menciono tres países el análisis puede, con matices, extenderse al resto– es de creciente ingobernabilidad, más allá del signo de los gobiernos, con fuertes tendencias hacia el caos, expansión de la corrupción y dificultades extremas para encontrar salidas.
Tres razones de fondo están en la base de esta situación crítica.
La primera es la creciente potencia, organización y movilización de los de abajo, de los pueblos indios y negros, de los sectores populares urbanos y los campesinos, de los jóvenes y las mujeres. Ni el genocidio mexicano contra los de abajo ha conseguido paralizar al campo popular, aunque es innegable que afronta serias dificultades para seguir organizando y creando mundos nuevos.
La segunda es la aceleración de la crisis sistémica global y la desarticulación geopolítica, que pegó un salto adelante con el Brexit, la elección de Donald Trump, la persistencia de la alianza Rusia-China para frenar a Estados Unidos y la evaporación de la Unión Europea que deambula sin rumbo. Los conflictos se expanden sin cesar hasta bordear la guerra nuclear, sin que nadie pueda imponer cierto orden (aún injusto como el orden de posguerra desde 1945).
La tercera consiste en la incapacidad de las élites regionales de encontrar alguna salida de largo aliento, como fue el proceso de sustitución de importaciones, la edificación de un mínimo estado del bienestar capaz de integrar a algunos sectores de los trabajadores y cierta soberanía nacional. Sobre este trípode se estableció la alianza entre empresarios, trabajadores y Estado que pudo proyectar, durante algunas décadas, un proyecto nacional creíble aunque poco consistente.
La combinación de estos tres aspectos representa la tormenta perfecta en el sistema-mundo y en cada rincón de nuestro continente. Los de arriba, como dijo días atrás el subcomandante insurgente Moisés, quieren convertir el mundo en una finca amurallada. Probablemente, porque nos hemos vuelto ingobernables. Tenemos que organizarnos en esas difíciles condiciones. No para cambiar de finquero, por cierto.

OEA: organismo indefendible



La Jornada 
La salida de Venezuela de la Organización de los Estados Americanos (OEA) deja a ese foro internacional sin dos países que, por diversas razones, han tenido un gran peso en la historia del continente. Hace 55 años el organismo expulsó a Cuba de sus filas con el argumento revelador de que la adhesión de cualquier miembro de la OEA al marxismo leninismo es incompatible con el Sistema Interamericano. Se evidenciaba así, desde entonces, que ese sistema interamericano era –y sigue siendo– un aparato decontrol político e ideológico al servicio de Washington en su confrontación con el bloque del Este y un instrumento para alinear a los gobiernos del hemisferio en el bando occidental de la guerra fría.
Es inevitable recordar que la OEA, que actúa en nombre de la democracia sólo cuando así conviene a los intereses estadunidenses y de las oligarquías locales latinoamericanas, no hizo nada significativo para, al menos, atenuar las atrocidades de dictadores como Rafael Leónidas Trujillo (República Dominicana) o Anastasio Somoza (Nicaragua), calló cuando un gobierno legítimo y electo fue derribado en Guatemala mediante una maquinación de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, 1954), no movió un dedo cuando diversas democracias sudamericanas fueron demolidas en los años 70 del siglo pasado por el surgimiento de sangrientas dictaduras militares (Uruguay, Bolivia, Chile y Argentina) que, en no pocos casos, fueron impulsadas desde la Casa Blanca, el Departamento de Estado y el Pentágono. En épocas más recientes, el organismo panamericano fue incapaz de hacer algo para impedir un golpe de Estado en Honduras o para denunciar las conspiraciones parlamentarias que depusieron a los mandatarios Fernando Lugo, de Paraguay (2012) y Dilma Rousseff, de Brasil (2016).
A este historial deplorable se suma ahora la inopinada beligerancia del actual secretario general de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, quien lejos de contribuir a una solución pacífica a la crisis que vive Venezuela, ha atizado el conflicto, se ha colocado sin pudor alguno como activo promotor de uno de los bandos en la disputa política e institucional y ha convertido a la organización que encabeza en un ariete diplomático en contra del gobierno de Nicolás Maduro.
Con esos antecedentes y en tales circunstancias no es extraño que Caracas haya decidido abandonar la organización y recurrir, en cambio, a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), un foro más equilibrado del que están excluidos Estados Unidos y Canadá, y del que, por consiguiente, puede esperarse una acción más constructiva y propicia en el espíritu de superar la fractura venezolana por medio del diálogo y la coadyuvancia diplomática.
Con la expulsión de Cuba en 1962, perdió la OEA. Eso quedó demostrado cuando años más tarde (2009), el organismo invitó al país caribeño a reincorporarse y La Habana rechazó el llamado. Ahora, la salida voluntaria de Venezuela acentúa el deterioro y el descrédito de una instancia internacional que nunca supo estar a la altura de lo que sus integrantes latinoamericanos habrían podido esperar de ella y que, desde su fundación (1948) hasta la fecha, ha dado sobrado fundamento a su descripción popular: el ministerio de colonias de Estados Unidos.

Fidel alertaba: “Tienen a la OEA como un instrumento para impedir revoluciones en América”


En el XI aniversario del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos M. de Céspedes celebrado en la Ciudad de Santiago de Cuba donde el pueblo responde a las maniobras contra Cuba adoptadas el día anterior por la OEA. Fuente: Fidel Soldado de las Ideas, 26/07/1964

En el XI aniversario del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos M. de Céspedes celebrado en la Ciudad de Santiago de Cuba donde el pueblo responde a las maniobras contra Cuba adoptadas el día anterior por la OEA. Fuente: Fidel Soldado de las Ideas, 26/07/1964
La Organización de Estados Americanos ha destapado nuevamente su papel injerencista en los problemas internos de los países, y la valiente respuesta del gobierno de Venezuela no se ha hecho esperar, pues ese país acaba de iniciar el proceso de salida de esta organización que responde a los intereses injerencistas del gobierno de Estados Unidos.
Sobre la OEA, mucho habló en vida el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. Desde Cubadebate, le proponemos una seleción de varias de sus visiones preclaras.
En el discurso pronunciado en el acto de clausura del Primer Congreso Latinoamericano de Juventudes, el 6 de agosto de 1960, planteó Fidel:
“¿Y qué quieren los yankis?  ¿Quieren decir que nosotros desacatamos la OEA?  Pues si quieren decirlo, magnífico, que digan lo que nosotros decimos: que tienen la OEA como un instrumento para impedir revoluciones en América”.
Luego, el 26 de julio de 1964, en el XI Aniversario del Ataque al Cuartel Moncada Fidel afirmaba: “Que la Organización de Estados Americanos carece por completo de moral y de derecho para juzgar y sancionar a Cuba.”
En el discurso en la Graduación de la Escuela Básica para Oficiales de Matanzas, el 18 de mayo de 1965, Fidel expresa:
“(…) su propio ministerio de colonias, que es la OEA, esa organización dócil y sumisa, que no hace más que recibir órdenes de Washington; la han maltratado, de tal forma la han tratado con la punta del pie, que han puesto aquello, señores, en una situación insoportable, en una situación ridícula; porque encima de ser una organización que no hace más que obedecer órdenes de Washington, ni siquiera la consultan cuando van a desembarcar sus marinos”
Durante una comparecencia en la televisión cubana para explicar al pueblo la injusta expulsión de Cuba como miembro de la Organización de Estados Americanos (OEA), suceso ocurrido ese mismo día. Autor: Liborio Noval/ Fidel Soldado de las Ideas, 22/01/1962
Durante una comparecencia en la televisión cubana para explicar al pueblo la injusta expulsión de Cuba como miembro de la Organización de Estados Americanos (OEA), suceso ocurrido ese mismo día. Autor: Liborio Noval/ Fidel Soldado de las Ideas, 22/01/1962
En una entrevista a la prensa, el 4 de diciembre de 1971, Fidel explicaba:
“Nuestra posición es que ese organismo ha sido instrumento de la penetración y el dominio imperialista en América Latina. Nuestra posición es que ese organismo tendrá que desaparecer. Nuestra posición es que algún día nosotros tenemos que estar unidos, los pueblos latinoamericanos, para llegar a ser una comunidad humana digna de respeto en el mundo, uniendo nuestras fuerzas, para que no seamos lo que somos hoy, que somos víctimas de las agresiones. ¿Es o no es cloaca? ¿Es o no es sentina? ¿Es o no es Ministerio de Colonias yanquis? Históricamente esa institución simboliza la opresión imperialista sobre nuestros pueblos y cuando nuestros pueblos sean libres, esa institución desaparecerá.Y no hará falta OEA cuando exista una comunidad de pueblos latinoamericanos”.
En su reflexión: “Otra vez la podrida OEA”, del 8 de mayo del 2009 plantea:
“¿Es que en esa podrida institución existe una CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos)? Sí, existe, me respondo. ¿Y cuál es su misión? Juzgar la situación de los derechos humanos en los países miembros de la OEA. ¿Estados Unidos es miembro de esa institución? Sí, uno de sus más honorables miembros. ¿Ha condenado alguna vez al Gobierno de Estados Unidos? No, jamás. ¿Ni siquiera los crímenes de genocidio cometidos por Bush, que han costado la vida a millones de personas? No, ¡nunca!, cómo va a cometer esa injusticia. ¿Ni siquiera las torturas de la Base de Guantánamo? Que nosotros sepamos, ni una palabra”.

En su reflexión: “¿Tiene la OEA derecho a existir?” del 14 de abril del 2009 afirmaba: “La OEA tiene una historia que recoge toda la basura de 60 años de traición a los pueblos de América Latina”. “No ha prestado un solo servicio a nuestros pueblos; es la encarnación de la traición”.
“Para cuestionar el papel de Cuba en ese terreno, tendría que empezar a reconocer, sin ambages, que esta ha sido la nación que más ha hecho por la educación, la ciencia y la cultura, entre todos los pueblos del planeta, y su ejemplo es seguido hoy por otros gobiernos revolucionarios y progresistas. Si tienen duda alguna, pueden preguntárselo a Naciones Unidas”.
En la reflexión “Poncio Pilatos se lavó las manos”, del 23 de Abril del 2009, el líder histórico de la Revolución cubana ratificaba: “Los hechos históricos demuestran la política hegemónica de Estados Unidos en nuestra región y el papel repugnante de la OEA como odioso instrumento del poderoso país”.
Para ver más imágenes como estas y conocer el ideario del líder de la Revolución Cubana, visite nuestro sitio Fidel Soldado de las Ideas.
Facebook: FidelCastroSoldadodelasIdeas
Twitter: @Fidelensusideas

¿Quién le teme a la Unión Europea?


Imágenes integradas 2

De la sociedad del espectáculo a la sociedad del espionaje.
Fernando Buen Abad Domínguez

Los mass media botín de los servicios de Inteligencia.
Visto y considerando que la Unión Europea es un amasijo añejo de tragedias humanas. Que en sus crisis seriales ha asesinado, directa e indirectamente, a millones de personas. Que ha destruido caudales inmensos de patrimonios culturales tangibles e intangibles. Que en su seno se maceran las peores deyecciones de monarquías rancias y “democracias” burguesas infestadas de corrupción y criminalidad. Que, por colmo, es hoy otro reino servil de los yanquis que los espían a mansalva y que los arrodilla ante los caprichos macabros de la OTAN.
Todo adosado con operaciones mass media de guerra psicológica.
Visto y considerando que entre los estragos de la Unión Europea está la invasión a Argelia, la destrucción de Libia, Irak, Siria, Grecia, España… el coloniaje en África, India y América… que sus méritos culturales imperiales y destructivos hoy son usurpados y re-funcionalizados por los comerciantes del turismo y las mafias inmobiliarias. Que aún se percibe el tufo de Hitler, Mussolini y Franco. Que las mafias financieras baten el destino de la humanidad con sangre y miseria en el perol de sus ganancias bancarias. Que no hay cúpula económica, eclesiástica, política o académica que no supure corrupción y desfalcos. ¿Con qué autoridad pretenden juzgar a Venezuela?
Todo servido con néctares de periodismos apocalípticos.
Visto y considerando el nivel de pobreza, desocupación, desatención médica, pérdida de vivienda, deficiencia educativa, crisis demográfica, desanimo juvenil, tasa de suicidios, alienación mediática y corresponsabilidad en el negocio de la guerra. Visto y considerando el maltrato a niños y mujeres, ancianos e inmigrantes. Visto y considerando el racismo, la exclusión, la arrogancia sexista, la homofobia y la moral usurera predominante. Visto y considerando el desprecio histórico por los pueblos, especialmente por los pueblos que se animan a ser rebeldes y a soñar con un mundo sin amos y sin esclavos. Visto el desprecio y maltrato a la clase obrera. Preguntemos ¿Cómo se permiten juzgar a Venezuela?
Todo redactado con tinta de periodistas melosos.
Ya aparecerá el palabrerío de los leguleyos con sus silogismos de esclavo, haciendo todo género de malabares demagógicos para justificar las ambiciones de sus jefes. Ya aparecerán los textos, los subtextos y los pretextos para habilitar la sinrazón de su cinismo con retórica de retrete diplomático. Ya saldrán a las palestras de sus máquinas de guerra ideológica a dar cátedras de estulticia. Pero ¡Venezuela se respeta!.
Todo sometido a la lujuria del saqueo de materias primas y mano de obra baratas.
No se escucha que los señores, las señoras, ni todos sus señoritos acicalados en las modas del mercado de conciencias, denuncien los ataques terroristas organizados por la “oposición” mientras hacen genuflexiones -traidoras a la patria- ante Trump para que invada a Venezuela.  No se escucha ni una voz que exija respeto por la democracia mil veces probada y reconocida, que avala la voluntad política de un pueblo decidido a ser independiente y socialista. Ni una sola voz que se conduela por la víctimas de la furia burguesa; ni una sola voz que denuncie a la catarata de mentiras que hace pasar por  “chavistas” a los criminales contratados por la derecha. Ni una sola palabra que exija a los aparatos mediáticos respetar a la verdad y respetar a las leyes vigentes constitucionalmente en Venezuela. Mucho silencio perverso en medio de tanta verborrea oficial.
Todo vociferado con megáfonos ególatras.
Pasaron los tiempos en que el enojo de los colonizadores hacía temblar a los pueblos sometidos. Pasaron los tiempos en que Europa y su “Unión” decadente, representaban “progreso” y “cultura”… pasaron los tiempos en que el eurocentrismo se miraba con reverencias o se veneraba en la plaza pública de la sumisión. Basta. Hoy los pueblos dicen basta y profundizan las contradicciones de clase porque son más capaces que nunca de ver con claridad al enemigo de clase aunque de disfrace de monarca o de gerente. Ningún coloniaje hoy es orgullo de nadie y ningún tribunal de miserables es venerable sólo porque ellos digan.
Todo explicado en clave de lucha de clases.
Hoy hay que ganarse el respeto de los pueblos honrando su decisión democrática –participativa- de gobernarse con sus recursos sus recursos naturales, humanos, creativos y comunitarios. Hoy hay que amasar la solidaridad en la práctica diaria si se quiere recibir reciprocidad y afecto de pueblos que entienden sus existencia pasada, presente y futura en clave de revolución permanente. Basta ya de payasadas autoritarias de bufones imperiales. Venezuela se respeta, hay que decirlo cuantas veces sea necesario. No se metan con Venezuela. Déjenla vivir, construir su sueño y su Plan de la Patria. Sus logros y su autocrítica. Respeten su constitución y su historia, su firmeza y su entereza. Respeten al pueblo de Bolívar, al pueblo revolucionario que elije al socialismo como única salida para la humanidad en este mundo que han destruido también, ayer y hoy,  los países de la “Unión Europea”. Venezuela se respeta, No lo olviden. ¿Con qué autoridad pretenden juzgarla? Frenen ya a sus servicios de inteligencia terrorista. 

Los “oportunos” ataques de las pandillas en Guatemala


By Prensa Latina

Guatemala, Guatemala. Nueve ataques armados a seis comisarías de la Policía Nacional Civil (PNC) en menos de 24 horas, tres policías muertos y ocho heridos, más un civil lesionado, activaron las alarmas y alientan a la controversia en Guatemala.
Mientras el gobierno insiste en que se trata de un contraataque de las pandillas, tras la desarticulación de un centenar de estructuras del Barrio 18, varias voces recuerdan que hace tiempo estas bandas criminales son utilizadas como brazo armado cada vez que se trata de infundir terror a la población.
En cualquier caso vale considerar que la asonada iniciada el lunes 20 de marzo en la noche contra puestos policiales de algunas zonas de la capital, y del departamento occidental de Quetzaltenango, surtió el efecto de cortina de humo detrás de la cual quedaron ciertos hechos que remecieron al gobierno.
Del 5 al 11 de marzo Guatemala se estremeció al compás de marchas masivas de campesinos, indígenas, maestros y mujeres, cuyas demandas apuntaron a la urgencia de cambiar el modelo económico y patriarcal prevaleciente, así como a lograr la renuncia del presidente Jimmy Morales.
Este movimiento cívico cobró vigor a raíz de las incoherencias relativas al incendio en el albergue estatal Virgen de la Asunción, de San José Pinula, donde eran frecuentes los maltratos y violaciones sexuales a menores de edad, además de la probable operación de una red de prostitución y trata de personas.
La muerte de 40 niñas en el hospicio a cargo de la Secretaría de Bienestar Social de la Presidencia (SBS) movilizó a un pueblo entero ávido de justicia –sin distinciones religiosas, ideológicas o de otro tipo– y a buena parte del mundo.
Al mismo tiempo, alentó los recelos acerca de la incapacidad del mandatario para gobernar y de su culpabilidad en los hechos, lo que motivó incluso la presentación de denuncias legales en su contra por tortura, ejecución extrajudicial, abuso de autoridad e incumplimiento de deberes.
Aunque falta mucho por esclarecer en el caso, y más culpables por capturar, la tragedia es considerada un crimen de Estado, máxime luego que se conoció el modo cruel en el cual actuaron los policías respecto a las víctimas.
El escándalo provocado por el incendio en el centro de acogida llegó al punto que presidentes de diferentes países y hasta el Papa Francisco expresaron sus condolencias y pidieron obrar en aras de encontrar a los responsables de tamaña masacre.
Los gritos de “Fue el Estado” o “Fuera Jimmy Morales, yo no tengo presidente”, entre otros, resonaron en la Plaza de la Constitución, que de forma consecutiva recibió a miles de personas empeñadas en patentizar su duelo y lograr una respuesta certera de las autoridades a lo acaecido el 8 de marzo.
Empero, cuando la ciudadanía lloraba a las niñas del Virgen de la Asunción, el presidente aprovechó para vetar la ley destinada a dignificar a las comadronas o parteras y el Congreso avanzó en su agenda proempresarial, con privilegios fiscales para los ganaderos.
También en medio del duelo aparecieron propuestas orientadas a afianzar la impunidad en Guatemala, como la reforma al artículo 100 de la Ley del Servicio Civil del Organismo Legislativo, para eximir de responsabilidad penal a quienes participaron en actos parlamentarios desde el 2008.
Y el proyecto de modificación del Código Penal, dictaminado favorablemente por la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales, en aras de facilitar la obtención de medidas sustitutivas a los implicados en casos de corrupción, entre los cuales está el expresidente Otto Pérez Molina (2012-2015).

Como rayo de luz en medio de las tormentas cayó que la Corte Suprema de Justicia retirara la inmunidad al coronel retirado y diputado Édgar Justino Ovalle, el poder detrás del jefe de Estado, a pesar de las acusaciones que pesan en su contra por delitos de lesa humanidad durante la guerra interna (1960-1996).


Sin embargo, el exjefe de Inteligencia en la otrora Base Militar Coronel Antonio José de Irisarri de Cobán (Alta Verapaz, 1983) sigue ausente del Congreso y con orden de captura internacional por su desaparición, lo que arriesga la posibilidad de enjuiciarlo y de festejar el triunfo de la justicia transicional al ordenar su detención.
Ovalle, alias Puñalito, es acusado de cinco desapariciones forzadas en ese enclave del Ejército de Guatemala, reconocido ahora como Comando Regional de Entrenamiento de Operaciones de Mantenimiento de Paz (Creompaz).
Desde enero de 2016 éste fue señalado por los presuntos crímenes cometidos allí, pero argucias legales de por medio le permitieron continuar disfrutando de su curul –y de sus idas y venidas al despacho presidencial– hasta que se esfumó previo a ser despojado de sus fueros para ser investigado.
En medio de las dudas en torno al paradero del secretario general del partido que llevó a Morales a mandatario, el Frente de Convergencia Nacional-Nación, volvieron a sonar las alarmas, esta vez en el Centro Juvenil de Privación de Libertad para Varones, conocido como Etapa II.
El recinto, ubicado también en San José Pinula, al suroeste de la capital, estaba destinado a menores de edad en conflicto con la ley, pero de los 73 reos que convivían ahí, sólo 17 estaban en ese rango y 56 eran integrantes de la pandilla Barrio 18, de los cuales 39 eran adultos, refieren informes de la SBS.
Según estimaciones policiales, el domingo 19 de marzo estalló una revuelta en el lugar y los pandilleros tomaron como rehenes a siete custodios, uno de los cuales murió a mano de sus captores, y otros tres fallecieron después de ser rescatados en un operativo que sucedió tras 30 horas de diálogo infructuoso.
Tanto el director de la PNC, Nery Ramos, como el ministro de Gobernación, Francisco Rivas, reconocieron el uso de la fuerza en el operativo y del empleo de gases lacrimógenos.
Se actuó de manera proporcional con la fuerza que el Estado nos da para restablecer el orden, declaró Rivas y espetó que “si ellos fueron heridos, probablemente fue por oposición al control que se estaba ejerciendo”.
Aplacado el motín en Etapa II, tuvieron lugar los ataques a las nueve comisarías y las autoridades los atribuyeron en el instante a los pandilleros del Barrio 18, en tanto el presidente de Guatemala hablaba de amenaza de alta intensidad por la delincuencia y el crimen organizado.
 “Hemos dicho que cueste lo que cueste, no toleraremos que estructuras criminales intenten desestabilizar la paz social”, subrayó.
Asimismo Morales pidió al Organismo Judicial colaborar con las decisiones del Consejo Nacional de Seguridad, para castigar en forma rápida y efectiva a los responsables de los atentados.
 “El Estado a través de la PNC ha actuado en contra de estructuras delictivas; y hoy se observa una reacción de estas bandas”, afirmó el titular del Mingob, según el cual son más de 100 las estructuras criminales del Barrio 18 neutralizadas.
 “Vamos a continuar con los operativos y a detener a estos pandilleros cobardes”, remarcó el vocero de la PNC, Jorge Aguilar, en un contexto marcado por la insistencia de ciertos sectores en reactivar la aplicación de la pena de muerte y por la existencia de múltiples agencias de seguridad.
Pero también por la sorpresa de consultores políticos y observadores internacionales ante el nivel de organización demostrado por las pandillas el 21 de marzo, aunque se conoce de la proclividad de estas a actuar de forma temeraria y en abierta impunidad.

“Las maras en Guatemala son una expresión violenta de una sociedad producto de una larga historia de violencia y están emparentadas con la cultura de impunidad que prevalece porque el Estado no es un verdadero regulador de la vida social”, comenta a Prensa Latina el filósofo y sicólogo, Marcelo Colussi.



En su opinión, éstas siempre fueron utilizadas por quienes ejercen el poder para este tipo de acciones criminales, para desestabilizar, y así mantener en zozobra a la población y alejarla de sus verdaderos problemas.

Quién quita que este marzo convulso, en el cual arreciaron las manifestaciones de rechazo al presidente, sea el preludio de tiempos más borrascosos por la insistencia de recurrir a la militarización en el ámbito de lo que algunos llaman la restauración conservadora en Guatemala.
Isabel Soto Mayedo/Prensa Latina
[BLOQUE: INVESTIGACIÓN][SECCIÓN: LÍNEA GLOBAL]

Ciencia y planeta



John Saxe-Fernández
De alta significación histórica e impacto doméstico y mundial fue la Marcha en Defensa de la Ciencia que se realizó el sábado 23 de abril en Washington DC. También fue en defensa de la Tierra, agredida por crecientes y desreguladas emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Como indica David Brooks (La Jornada, 23/4/17 p.18), la marcha fue organizada en respuesta a un gobierno que abiertamente rechaza el consenso científico sobre el cambio climático, lo que, junto a otras causas, lanzó a decenas de miles de personas en las principales ciudades de Estados Unidos y en 500 ciudades más del mundo a las calles, las de México incluidas, en solidaridad con científicos bajo ataque: hicieron suyas la defensa de ciencia y planeta, una causa en la que destacan UNAM, IPN, UAM, UACM, UAZ, Clacso y la Union of Concerned Scientists UCS.
Tanto los discursos como pancartas en las marchas atendieron temas vitales, lemas como Pueblo aguanta, el ñoño se levanta ante recortes fondomonetaristas de visión estrecha a ciencia y tecnología. En Estados Unidos un ponente dijo: Nunca habíamos tenido un presidente con indiferencia tan total a la verdad. Donald Trump hace que Richard Nixon se vea como Diógenes, mientras otra pancarta decía: La ciencia tiene principios, Trump no. Ello porque la agresión a la integridad científica (IC) se intensifica en el régimen de Trump, negacionista del calentamiento global antropogénico junto con la CXV legislatura, de mayoría republicana en ambas cámaras que ya lanzó muy ominosos decretos, leyes y nombramientos con procedimientos de atroz regresión en materia de IC, obstruccionista de la urgente y vital relación de la ciencia con el planeta. Existen en línea graves recuentos de la UCS y de Clacso sobre abusos y regresiones contra las ciencias naturales y sociales de Bush/Trump a Temer/Macri en Brasil y Argentina.
Junto a negar el cambio climático Trump recorta partidas a investigaciones que puedan afectar intereses del gas, petróleo, fracking, motor de combustión interna y eleva apoyos a quienes manipulan la relación entre científic@s y medios ¡incluyendo el contenido de sus síntesis ejecutivas! Es una embestida que se propagó en el gobierno de Bush II, ante cuyo recrudecimiento la UCS enfatiza valores y prácticas de la IC en el texto para Preservar la integridad científica en la toma de decisiones federales”. La UCS incluye cláusulas cruciales, entre ellas preservar el dictamen de pares, la especificación de conflictos de interés, la transparencia y asegurar la disponibilidad pública de los hallazgos y de la metodología.
El asunto no es menor. David Brooks hace notar que en la marcha en DC algunos científicos federales se atrevieron a participar, aunque mantuvieron el anonimato ante temores de que podrían ser víctimas de represalias. Silenciar y ocultar al público información vital para captar las implicaciones mayores de la investigación científica se acrecienta en los grupos de interés fósil por los efectos que inflige al público el cambio climático en curso. James Hansen, climatólogo de la NASA de talla mundial, ahora en Columbia, consignó a Andre Revking del NYT (29/1/2006) que luego de una conferencia a la American Geophysical Union en San Francisco (2005) el gobierno de Bush trató de evitar que hablara en público. ¿Su pecado? pronunciarse por una pronta reducción en las emisiones de GEI vinculadas al calentamiento global.
Parece que Hansen irritó a altos intereses que gozan de jugosas ganancias atadas a progresivas emisiones de GEI. Por orden superior la NASA procedió a revisar el contenido de todas sus actividades públicas, Hansen dijo a Revkin “que fue advertido ‘de graves consecuencias’ si continuaba con ese tipo de declaraciones” (Textual: “that he was warned of ‘dire consequences’ if he continued to make similar statements”). Las declaraciones que le valieron censura y amenaza vil fueron: 1) que las emisiones de GEI podían reducirse de manera significativa con las tecnologías existentes, particularmente en el caso de los vehículos motorizados y 2) porque opinó que sin el liderato de Estados Unidos eventualmente el cambio climático haría de la Tierra un planeta diferente.
Tajante, el climatólogo rechazó esas medidas y amenazas porque, dijo: evitan que el público entienda de manera cabal los recientes hallazgos sobre el cambio climático que advierten de los peligros por venir. Ante un fenómeno que junto a una guerra nuclear, es una amenaza existencial a la humanidad que se intensifica, es esencial la transparencia y difusión de la información generada, eje de la IC ya que, dice Hansen, es probable que de la preocupación del público surja la capacidad para superar a los intereses especiales que han ofuscado este asunto.
Entre ganancia y planeta el 1% fósil va por la ganancia: La política del gobierno ha sido a base de medidas voluntarias para frenar pero no para revertir, el crecimiento de las emisiones (ibid).
Facebook: JohnSaxeF

jueves, 27 de abril de 2017

Venezuela: la derecha busca un baño de sangre



Ángel Guerra Cabrera
La Jornada 
Más de 26 muertos, cientos de heridos y daños materiales estimados en 100 mil millones de bolívares es el saldo provisional de la violencia generada por el demencial clima de odio y violencia desatado por las protestas opositoras en abril.
¿Sus antecedentes inmediatos? Hace poco más de un año la contrarrevolución obtuvo mayoría en la Asamblea Nacional(AN) y se sentía más fuerte que nunca. Por primera vez desde 1998 había superado al chavismo en unos comicios. No hizo más que instalarse el órgano legislativo e inició un camino irracional hacia el golpe de Estado, que es lo suyo. El nuevo presidente del Legislativo manifestó que en seis meses sacaría del cargo a Nicolás Maduro. Al continuar éste en su puesto, pasado el plazo, los legisladores oposicionistas le hicieron un juicio político en 24 horas y acordaron convocar elecciones en 30 días, decisiones para las que la AN no está facultada por la Constitución. Para no hablar de la ridícula ausencia del mandatario que declararon.
La AN se extralimitaba cada vez más en sus competencias y atropellaba las de otros poderes del Estado, cuando decidió juramentar a tres diputados cuya elección había sido anulada por el Consejo Nacional Electoral, que la consideró fraudulenta. Ante el reiterado atropello de la Constitución, es que el Tribunal Supremo, garante de su observancia, decide declararla en desacato y en el ínterin asumir algunas de sus funciones ante asuntos que requieren resolución urgente por interés social. Bastaría que revocara la juramentación de los tres diputados para que cesara la situación de desacato.
Pero no, prefiere acusar a Maduro de haber dado un autogolpe, cuando en realidad es la mayoría opositora la que mantiene una conducta golpista desde la misma instalación de la AN, que se retrotrae al golpe del 11 de abril de 2002, del cual son cómplices todos sus cabecillas más connotados.
El autogolpe ha sido el pretexto para la nueva ola de protestas violentas, siempre apegadas, al igual que las de febrero de 2014, al manual del asesor de la CIA Gene Sharp y a las directivas de la operación Venezuela Freedom 2 del comando sur yanqui. En concordancia con la violencia opositora, sus exigencias son inaceptables por su carácter golpista: destituir a los jueces del Tribunal Supremo, convocar a elecciones de inmediato, liberar a los presuntos presos políticos y abrir un canal humanitario para asistir a la población. Puro cinismo.
Es también el caso de la marcha convocada para el miércoles 26, cuyo supuesto objetivo era entregar una carta en la oficina del Defensor del Pueblo para solicitarle que –bajo descaradas amenazas– declare en falta grave a los jueces del Tribunal Supremo, requisito legal para que la AN los destituya. El objetivo real era buscar derramamiento de sangre y una vez más lo consiguieron. Tarek Williamn Saab, defensor del Pueblo, ha declarado que la misiva ha sido entregada ya 15 veces por personeros opositores y desestimada por improcedente. Esta marcha, como siete anteriores que la oposición ha intentado conducir al centro de Caracas, no ha sido autorizada, como ocurre en otros países, donde se impide marchar en determinadas áreas. Aquí una explicación de por qué la prohibición.
Con el extremismo de derecha en el poder en Washington, la contrarrevolución tiene tres objetivos: asaltar el poder no importa el costo en vidas humanas y a la economía; impedir la recuperación económica y política de la revolución bolivariana en pleno curso, y ocultar su hundimiento político en un momento en que el chavismo ha ganado considerable fuerza, como lo demuestran sus movilizaciones de calle en comparación con las de los adversarios.
La hostilidad de la OEA, de varios gobiernos de derecha o atemorizados y la campaña mediática sin precedente contra Venezuela han contribuido mucho a estimular la demencia opositora. Un individuo mediocre, rencoroso y de baja estofa como Almagro, ha terminado de descalificar a la OEA para tratar cualquier tema relacionado con la patria de Bolívar.
Al fin y al cabo, el organismo siempre ha sido instrumento de la política injerencista y agresiva de Washington contra los gobiernos soberanos de nuestra América.
El fin único de la oposición es derrocar el orden constitucional para volver al infierno neoliberal y a la represión masiva contra el pueblo. Mucho peor y más sangrienta que la ejercida después del caracazo.
Twitter: @aguerraguerra

Transgredidas, testimonios de sobrevivientes de la violencia de género



Transgredidas es uno de los libros que más me ha costado escribir,  me ha dolido,  lo he llorado y lo  he sentido en carne viva, porque son relatos de testimonios e historias de niñas, adolescentes y mujeres que sufrieron abuso sexual, ya sea en su camino como migrantes indocumentadas hacia Estados Unidos o bien fueron víctimas de trata de personas con fines de explotación sexual.

Abusadas por familiares y desconocidos, no por su origen, no por su clase social,  pero por ser mujeres en una sociedad que irrespeta y desvalora a la mujer por su género, en una sociedad que mulita y la seca, estas son historias ocurridas en distintas partes del  mundo porque el abuso hacia el género femenino no tiene edad, color, religión ni nacionalidad.

Todo comenzó en noviembre de 2012, con un texto titulado Transgredida, al cual le siguieron  otros a medida que fui obteniendo testimonios para publicar en la serie Transgredidas de mi blog Crónicas de una Inquilina. Esta serie se ha convertido en libro.  Son testimonios de mujeres marcadas de por vida por el abuso, los golpes, mujeres violentadas en sus derechos, niñas a quienes robaron la niñez.

No es un libro dulce ni luce la perfección de la ficción, es un libro crudo, descarnado, como la realidad que le ha tocado vivir a sus protagonistas y a  miles de mujeres a través del tiempo y de la historia.

La violencia de género no es un asunto de ficción ni de literatura, es un problema real que nos está matando, nos desaparece y  nos estigmatiza. Todas hemos sufrido violencia de género en alguna de sus tantas formas, los relatos escritos en Transgredidas muestran los extremos de lo que es capaz de hacer una sociedad patriarcal y machista en la vida de niñas, adolescentes y mujeres en el marco de un sistema sociopolítico que nos trata como mercancía.

 Las historias incluidas en este libro son reales, aunque los nombres de las protagonistas han sido cambiados y también algunas ubicaciones territoriales, para proteger sus identidades y su seguridad. Lo medular de este libro es contar las historias de abuso que han vivido mujeres anónimas, tan anónimas como cualquiera en cualquier lugar del mundo. Son historias que suceden todos los días, en todos lados, a todas horas.

Historias que en la mayoría de los casos nos llevamos hasta la tumba, porque contarlas significa perder familiares, ponerlos en riesgo, poner en riesgo nuestras propias vidas.  También en una sociedad estereotipada  guardamos silencio por temor a ser señaladas por la familia, amigos y sociedad. Porque ser abusadas nos marca y la misma sociedad nos señala y nos excluye.

El abuso emocional, físico y sexual  nos mutila en muchas formas, nos roba la vida de tajo, no seca por dentro, nos invisibiliza. Transgredidas son las voces de miles de mujeres que han sido silenciadas a través del tiempo.

Disponible en Amazon.com  
Ilka Oliva Corado.

25 de abril de 2017, Estados Unidos.
 
Ilka Oliva Corado. 

Delcy Rodríguez: Si los cancilleres se reúnen sin nuestro consentimiento, Venezuela se retirará de la OEA


Delcy Rodríguez afirma que Venezuela se retirará de la OEA si esa organización actúa sin su consentimiento. . Foto tomada de El Impulso

Delcy Rodríguez afirma que Venezuela se retirará de la OEA si esa organización actúa sin su consentimiento. . Foto tomada de El Impulso
La ministra para Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, anunció que recibió instrucciones del presidente de la República, Nicolás Maduro, para comenzar el proceso de retiro de Venezuela de la Organización de Estados Americanos de realizarse una reunión pautada para este miércoles que viola la normativa de esta institución.
Durante un contacto telefónico con VTV, la Canciller acotó: “De realizarse alguna reunión de cancilleres de la OEA, que no cuente con el aval, con el consentimiento del gobierno de Venezuela, yo he recibido instrucción del jefe de estado, el presidente Nicolás Maduro, de iniciar el procedimiento de retiro de Venezuela de esta organización”.
En este sentido, Rodríguez sentenció que con esta convocatoria algunos países representantes del bloque reinciden en violar la normativa de la propia organización para dirigir acciones injerencista contra Venezuela.
“Tengo que denunciar que hay un grupo de gobiernos alineados política e ideológicamente en la intolerancia, que procuran la intervención de nuestro país (…) Nosotros desestimamos cualquier espacio que tenga que ver con actuación de la OEA en Venezuela”, dijo la Canciller.
De igual forma, puntualizó que el secretario general de la OEA, Luis Almagro a vulnerado la institucionalidad de este ente hemisférico: “Ha hecho abuso de poder, de sus facultades conforme está establecido en las normas de la carta de la OEA y en las normas que regulan sus funciones como funcionario internacional”.
“La OEA es una organización que por la actuación de su secretario general se ha descalificado para intervenir en cualquier asunto referido a la vida de Venezuela, nosotros así lo hemos denunciado (…) Hay una comunidad mayoritaria de países que tienen posiciones de respeto a la soberanía de Venezuela, nosotros hemos agradecido las posiciones de estos países que en el seno de la OEA han impedido que se ejecute un plan de intervención y tutelaje sobre Venezuela“, continuó Rodríguez.
Asimismo, la ministra para relaciones exteriores recalcó que Venezuela no va a permitir violaciones a la legalidad: “Que sobrepasan cualquier muro de la moral y del comportamiento licito que deben mantener las naciones en esta organización regional”.

Declaraciones de Delcy Rodríguez

(Tomado de Nodal)

Comunicado de la OEA para convocar reunión

25 de abril de 2017
El Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) sostendrá una reunión extraordinaria MAÑANA miércoles 26 de abril de 2017, a las 16:00 EDT (20:00 GMT) en el Salón Simón Bolívar de la sede del organismo en Washington, DC para la “Consideración del Proyecto de resolución de convocatoria a una Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores” sobre la situación en Venezuela.
Esta sesión es convocada a petición de Argentina, Bahamas, Barbados, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Honduras, Jamaica, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay.
Consulte el orden del día de la sesión aquí. El orden del día puede sufrir alteraciones hasta el comienzo de la reunión.
La reunión será transmitida en directo a través de la Web de la OEA y la página oficial de Facebook de la OEA.
OEA

Celac se reunirá el 2 de mayo a petición de Venezuela

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) convocó para el próximo 2 de mayo una reunión que se celebrará en San Salvador a petición de la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, quien solicitó un encuentro de los ministros de relaciones exteriores para abordar las “amenazas” contra el orden democrático en el país y los actos de violencia promovidos por la oposición.
En una comunicación enviada por el director general de política exterior y coordinador nacional para la CELAC, Jorge Alberto Arandao, El Salvador, que ejerce la presidencia ‘pro témpore’ del organismo, aceptó la solicitud de Rodríguez y ha convocado el encuentro para la próxima semana.
“Ese día, nosotros presentaremos, como bien informamos en nuestra comunicación, las amenazas contra el orden democrático constitucional, así como las acciones intervencionistas que se han venido desplegando contra la independencia, soberanía y paz de Venezuela”, expresó la titular de Relaciones Exteriores de Venezuela, en contacto telefónico con VTV.
Venezuela solicita reunión de la CELAC sobre violencia de la oposición
Según los Procedimientos Establecidos para el Funcionamiento Orgánico de la Celac, los cancilleres se reunirán de manera ordinaria dos veces al año, “pudiéndose convocar reuniones extraordinarias si fuese necesario a solicitud de un Estado Miembro”.
El Ministerio salvadoreño de Relaciones Exteriores acotó que también apoyaría una reunión similar si la convocara la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuya relación con Venezuela es cada vez más tirante.
De hecho, a inicios de mes el secretario general de la OEA, Luis Almagro, pretendió invocar la Carta Interamericana para expulsar a Venezuela del bloque continental, pero se topó con el rechazo de varias naciones, entre ellas El Salvador.
En las últimas semanas, grupos de oposición han promovido acciones de calle, que han dejado un saldo de 26 fallecidos y más de 430 lesionados, así como daños a comercios y espacios públicos.

El plan golpista de Almagro y su contrarréplica


Carmen Bohórquez

Luis Almagro, secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), hizo el martes 18 de abril, en vísperas de la supuesta “madre de todas las marchas hechas en la historia de Venezuela”, un llamado a "proteger el derecho del pueblo venezolano de exigir democracia y libertades" y subrayó que ese derecho debe ser reconocido por todos y el Gobierno "no debe ser un obstáculo".


Lo primero que sorprende en las declaraciones de Almagro es que en su visión de Venezuela no existe el pueblo chavista que es, para su información, por lo menos la mitad de la población; pueblo que además se siente protegido y disfrutando de todos sus derechos: a la educación, a la vivienda, a la salud, a la alimentación, al trabajo, a su diversidad cultural, etc, etc. Como tampoco parece saber que estos derechos están GARANTIZADOS para toda la población, chavista o no chavista.

Cuando Almagro habla de Venezuela parece estar copiando un discurso de los años 80 y 90 del siglo pasado cuando los gobiernos de la Cuarta República acostumbraban a desaparecer y asesinar a militantes de izquierda y donde la Constitución era frecuentemente suspendida, quedando el pueblo sin ninguna garantía sobre sus derechos esenciales. Hoy, por el contrario, en Venezuela se vive en un real Estado de Derecho y de Justicia, y el Gobierno, lejos de ser un obstáculo, es el primer defensor de dichos derechos.

En un comunicado de la OEA, Almagro expresó: “Todos debemos reasegurar nuestro compromiso indeclinable con la democracia en Venezuela, es imprescindible para el país el pronto retorno a la legitimidad y a la institucionalidad”.

Venezuela nunca ha salido de la legitimidad y la institucionalidad. Quienes quieren quebrantarlas son precisamente los grupos políticos que él tanto defiende y que están pidiendo una intervención extranjera para hacerse ya del poder, violando los lapsos constitucionales, pasando por encima de la voluntad popular  y cometiendo un acto de traición a la patria.

“Las manifestaciones pacíficas son un instrumento de paz, democracia y libertad. Por ello, en el día de mañana 19 de abril, los derechos del pueblo -sean jubilados, estudiantes, amas de casas, trabajadoras y trabajadores- deben prevalecer sobre cualquier lógica de política represiva”.

Es lo que el gobierno está decididamente determinado a hacer cumplir. Si la oposición respetara las leyes y no burlara insistentemente los límites de la permisología otorgada, contratando además grupos de choque y de ataque a las propias fuerzas que resguardan el orden, a instituciones y bienes públicos, y a todo aquel que los llame a la calma, todo transcurriría en sana paz. El problema, Sr. Almagro, es que para ellos la paz contraviene su ambición de poder. Necesitan del caos y la violencia para justificar la intervención armada extranjera que los pondría directamente en el poder, pues le aseguro que temen no llegar por métodos democráticos. Y la inclemente campaña mediática de desprestigio del gobierno, con la que usted tanto colabora, les está tejiendo una irrebatible justificación.

“Las recientes acciones del régimen de repartir armas a civiles e instarlos a la confrontación constituyen una acción represiva homicida que incita a la violencia”.

No se trata Sr. Almagro de “repartir armas a civiles” sino al cuerpo de reserva que constituye la Milicia Bolivariana; aparte de que lo que se aprobó fue el dinero con el cual se comprarán en el futuro los fusiles anunciados. En Venezuela, la Milicia Bolivariana es un cuerpo de reserva que forma parte de la Fuerza Armada, por lo que nada más lógico que a cada miembro se le asigne un arma.

Por otra parte, usted no tiene excusa alguna para mentir o manipular las palabras del Presidente Maduro, quien como Comandante en Jefe de la Fuerza Armada debe velar por su correcto equipamiento. Ahora bien, si nuestra patria está siendo amenazada por el Dpto. de Estado,  por organismos financieros, por la derecha internacional y por personeros como usted, quien aprovecha y viola los derechos que le da su cargo para que se dé un golpe de Estado contra el gobierno y el pueblo bolivariano, ¿no cree Ud. que tenemos derecho a defendernos?

“Todos debemos condenar este tipo de acciones y el gobierno debe revertir absolutamente ese posicionamiento que solamente incita al conflicto y a la confrontación. Pedimos se respete el derecho del pueblo a manifestar en paz”.

Totalmente de acuerdo. Por favor recuérdeselo a los gobiernos de México, Argentina, Brasil, Chile y principalmente al gobierno de Estados Unidos, que no respeta el derecho de ningún pueblo a darse su propio gobierno y que se dedica a sembrar odio, violencia y bombas en el planeta entero.

En el documento, la OEA estima que en Venezuela "se ha deslegitimado el ejercicio del gobierno" y ello:

• “Por la falta de respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales, ya que cada día aumenta el número de presos políticos y las denuncias de tortura;”

Exija primero pruebas reales de que alguien ha sido torturado antes de afirmarlo. Si su fuente de información y sus criterios para asumir algo como verdadero son los voceros de la oposición venezolana, sepa que lo están utilizando y convirtiéndolo en el ser más despreciable del planeta.

Cuando en la Venezuela bolivariana, cosa que no sucedía en los anteriores gobiernos, se comprueba algún caso de tortura, sus autores son detenidos y llevados a juicio; como igualmente son llevados a juicio políticos que han cometido delitos graves contra las personas, bienes públicos y privados, y contra la vida misma de los venezolanos y venezolanas. Aunque usted intente confundir, toda persona sensata entiende que NO son presos políticos sino políticos que han delinquido y por esa razón es que están presos. Le propongo que tomemos caso por caso y revisemos si en Estados Unidos serían liberados o castigados, y esa será la sentencia que les corresponda. Creo que a Leopoldo López esta estrategia lo dejaría en cadena perpetua y quién sabe si lo enviaría a la silla eléctrica.

• “Por las violaciones sistemáticas al ejercicio del poder con sujeción al estado derecho en los últimos dos años;”

Si algún gobierno en la historia de Venezuela ha respetado el estado de derecho es el gobierno bolivariano. No olvide que fue el Comandante Chávez quien propuso y convenció al pueblo venezolano de la necesidad de hacer que Venezuela se transformara en un Estado de derecho y de justicia, sustentado sobre el revolucionario concepto de democracia participativa y protagónica, y así lo consagró el pueblo en el referéndum que dio nacimiento a la nueva Carta Magna.  Desde entonces ha imperado la mayor democracia y la mayor igualdad que se pueda encontrar en el mundo de hoy. Quienes nunca lo han aceptado son los dirigentes de la derecha que despojados por el pueblo de sus antiguos privilegios, sueñan con abolir la nueva constitución y volver a la democracia de élites. La prueba de que son ellos los que violan el ejercicio del poder es que nunca han reconocido ninguna de las 18 victorias electorales de la revolución, que desconocen permanentemente a los poderes públicos surgidos de esa Constitución, incluido el Consejo Nacional Electoral, el cual sólo no comete fraude cuando son ellos los que resultan ganadores.

• “Por la no celebración de elecciones periódicas, libres, justas y basadas en el sufragio universal y secreto, ni en el caso de las elecciones regionales, ni aún en el caso más importante de la legitimación de la voluntad popular de recurrir a un referendo revocatorio en 2016;”

Sea serio y no generalice ni tergiverse la realidad. En 18 años de gobierno bolivariano se han realizado 20 elecciones “libres, justas y basadas en el sufragio universal y secreto”. Sólo una se ha pospuesto como es la de las elecciones regionales que correspondía hacerlas en diciembre del pasado año. Pregúntese por qué se pospusieron. Porque sus amigos de la oposición venezolana, a los que usted les atribuye más infalibilidad que al Papa, decidieron, aunque con más de 3 meses de retraso, solicitar un referéndum revocatorio contra el Presidente de la República, después de barajar por lo menos otros 3 métodos para sacarlo del poder sin que la OEA ni nadie considerara que buscaban un golpe de Estado. Vale señalar que este tipo de referéndum – el primero que se estableció en el mundo - es posible gracias a la nueva y revolucionaria Constitución venezolana impulsada por el Comandante Chávez. Esta solicitud obligó al Consejo Nacional Electoral a dedicar sus energías y su presupuesto a organizar no sólo el acto del Referéndum sino también el de la eventual elección presidencial que se seguiría en caso de que el Presidente resultara revocado.

Por otra parte, ¿con qué derecho usted acusa al Presidente Maduro de ser el responsable de que no se hicieran las elecciones regionales y de que tampoco se realizara el Referéndum revocatorio? Sobre este último, los únicos responsables de que no se haya realizado son sus amigos de la oposición por haber cometido un fraude que fue púbico, comprobado y notorio en la recogida de las firmas necesarias para convocarlo. O es que para usted, que se dice tan garante de la legalidad, 10 mil firmas de personas muertas y otras 590 mil fraudulentas por otros motivos son algo irrisorio? Imagino entonces que usted comparte con sus amigos los mismos principios éticos.

• “Porque el régimen plural de partidos y organizaciones políticas ya no tiene ninguna garantía desde el momento que una semana sí y otra también el régimen declara en forma totalmente arbitraria inhabilitaciones a dirigentes políticos;”

Vuelve usted a adoptar la misma posición irresponsable e irrespetuosa respecto al Presidente de la República al atribuirle el control absoluto de todos los poderes públicos. ¿O es que su coeficiente intelectual le lleva a aceptar cualquier explicación que le dan como verdadera sin siquiera informarse sobre las leyes del país y las sanciones que deben aplicarse al que no las cumple? ¿O es usted partidario de que no existan leyes que rijan la administración de los bienes públicos? Por lo menos infórmese de los casos de gobernantes chavistas que también han sido inhabilitados. Realmente, espero que no sea cierta su pretendida aspiración a la presidencia de Uruguay pues el caos que usted crearía tardaría un siglo en corregirse.

• “Porque no se respeta la separación e independencia de los poderes políticos, ni de jure, ni de facto. Se han usurpado las competencias de la Asamblea Nacional y el Poder Judicial responde a los designios del Poder Ejecutivo;”

¿Podría usted explicarle a la opinión pública cuáles son las pruebas que usted tiene, aparte de lo que le cuentan sus amigos opositores que pretenden desplazar del poder al gobierno bolivariano, de que en Venezuela no hay separación e independencia de poderes? Nadie ha usurpado las competencias de la Asamblea Nacional, por el contrario es la Asamblea Nacional la que se atribuye poderes extra constitucionales y se asume como el poder absoluto y supremo que puede darle órdenes o desobedecer los dictámenes de los otros 4 poderes, como cuando juramentó ilegalmente a 3 diputados cuya elección fue impugnada por fraudulenta y desconocida por el Consejo Nacional Electoral, así como se niega a obedecer el dictamen de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia de que mientras esos 3 diputados no sean desincorporados legalmente sus actos serán nulos de toda nulidad. Con esa arrogante actitud la Asamblea Nacional se colocó en desacato y en ese desacato ha persistido olímpicamente por más de un año sin que a usted eso parezca importarle lo más mínimo. No es que se han usurpado las funciones de la Asamblea Nacional o que no se le reconozca como poder, es que es necesario garantizar el estado de derecho en el país que la Asamblea se niega a asumir.

• “Por la falta de transparencia de las actividades del Estado;

• Porque la probidad recibe denuncias diarias de incumplimiento y ninguna de ellas se investiga, y ya ni siquiera se desmienten;

• Porque la irresponsabilidad del Gobierno en la gestión pública ha llevado a la mayor crisis humanitaria de la historia del país; “

Las tres afirmaciones anteriores son pura invención de la derecha interna y usted lo sabe muy bien. Sólo que como parte actuante del mismo complot contra la revolución bolivariana usted las repite para cumplir su rol. Al menos intente dar alguna prueba si es que busca convencer a alguien de tan grandes falsedades.

• “Porque los derechos sociales y la libertad de expresión y de prensa se han violado en forma reiterada”

Esta es la prueba máxima de que usted forma parte actuante del mismo complot conspirativo. Muestre un solo país del mundo en el que los derechos sociales y la libertad de expresión estén más garantizados que en Venezuela. Y esto es reconocido por las más importantes instancias internacionales como la ONU, la UNESCO, la FAO, etc. Por si no se ha enterado, Venezuela viene desarrollando el programa de construcción de viviendas para personas sin techo propio, más grande que jamás se haya hecho a nivel mundial. Casi 1.600.000 viviendas así lo atestiguan; en educación, no sólo se erradicó el analfabetismo sino que se crearon programas que han permitido que 2 millones de personas, excluidas del sistema escolar, hayan podido culminar sus estudios de educación primaria y bachillerato, siguiendo hasta la universidad donde la matrícula pasó de 600.000 estudiantes a casi 3 millones; habiéndose creado además 30 universidades y desterrando para siempre  el drama de los bachilleres sin cupo en la educación superior. Y déjeme decirle de paso que toda la educación en Venezuela, desde el preescolar hasta los estudios de postgrado es absolutamente gratuita. En salud, Venezuela es hoy el único país en el mundo con 100% de cobertura médica gratuita a nivel nacional, se le ha devuelto la visión a 3 millones de personas de Venezuela y de toda Nuestra América gracias a la Misión Milagro, y se creó la Escuela Latinoamericana de Medicina Integral que ha graduado 30 mil médicos y tiene en aulas 30 mil más. Nada más por estas 3 cosas usted debería morderse la lengua antes de hablar de Venezuela, y no menciono más nada porque su grado de servilismo al imperio y su abyecta alianza con los personeros más desquiciados de la oposición venezolana lo han convertido en un títere que lo que despierta ya es conmiseración.

Y sobre la libertad de prensa, muéstreme un sólo caso de algún periodista preso o desaparecido, de un solo periódico, radio o televisora censurada o cerrada. Y no venga con el cuento de RCTV, canal golpista que incluso después de su confesión en los hechos de abril del 2002 y el golpe petrolero del 2002-2003, todavía el gobierno tuvo la paciencia de esperar que se le venciera la concesión. En Venezuela lo que hay es una orgía expresiva en la que todos los días usted encuentra algún vocero de la oposición o dueño de medio de comunicación llamando a Golpe de Estado. ¿Sería esto permitido en Estados Unidos o en alguno de esos países que hoy se han hecho cómplices de su plan golpista contra Venezuela en la OEA? Lo peor es que usted sabe que todo eso no es otra cosa que la excusa para apoderarse de un país que hoy se niega a seguir cumpliendo el servil rol asignado por el imperio y por el contrario, es ejemplo de dignidad  y de independencia para los otros pueblos del mundo.

“Esta Secretaría General apoya todos los esfuerzos de los países del continente por perfeccionar su democracia.

En el caso de Venezuela, la OEA apoya los esfuerzos que hace su población -así como la comunidad internacional - para restaurar la "institucionalidad quebrada".

A su juicio, la "redemocratización" del país exige:

• El cese inmediato de la represión y la violencia en la calle a los manifestantes pacíficos, y que se garantice su libertad de expresión;

• Ni un muerto, ni un herido, ni un preso, ni un torturado más. Es imprescindible la liberación de todos los presos políticos;

• Que se levanten todas las inhabilitaciones políticas que afectan el régimen plural de partidos y organizaciones políticas;

• Que se restituyan las potestades de la Asamblea Nacional y que se proceda constitucionalmente a la elección de nuevas autoridades en los poderes Judicial y Electoral que den garantías de la separación e independencia de poderes;

• Que se abra un canal humanitario que permita asistir al pueblo venezolano con alimentos y medicamentos;

• Que se llame a elecciones para que el poder -que pertenece al pueblo- vuelva al pueblo.

• Que el gobierno asegure a la gente el poder de manifestarse pacíficamente, sin amenazas, sin detenciones, sin prisión, sin tortura. 

No se trata en Venezuela de solucionar imperfecciones, se trata de recuperar la Democracia, ese debe ser el objetivo y en función de ese objetivo la agenda no admite demora.”

Definitivamente usted está pugnando por destronar a Estados Unidos como el gran autor intelectual del golpe en Venezuela y decidido a apurar su ejecución. Hablar de “institucionalidad quebrada” y de “redemocratización” de un país no sólo prueba que usted no admite más forma de democracia que la democracia burguesa y que considera que la participación activa del verdadero pueblo, no de las élites que usted evoca cuando menciona la palabra,  en la conducción de un país es una aberración que debe ser corregida. Su lenguaje recuerda el legalismo conductual con el que se intenta “resocializar” a los adolescentes en rebeldía, así como evoca las condenas inquisitoriales a quienes se atrevían a salirse de los cánones fijados por la ortodoxia católica.

En todo país, y usted debería saberlo muy bien dado que se atrevió a presentarse como Secretario General de una Organización de Estados, la institucionalidad está regida por la Constitución vigente que en el caso de Venezuela, fue aprobada en referéndum popular el 15 de diciembre de 1999 con más del 70% de aceptación. Como también debería saber que quienes hoy constituyen la oposición no sólo votaron por el NO en esa ocasión sino que la derogaron durante el golpe de Estado de 2002. Aunque hoy aparenten aceptarla está claro que esa Constitución contradice el modelo de sociedad a la que aspiran, que no es otra que aquella que garantiza en exclusividad los privilegios de las élites, en la que los pobres son de nuevo condenados a servirles silenciosamente y en la cual el modelo económico a instaurar no es otro que el neoliberalismo y la acumulación de capital. Faltaría ver Sr. Almagro si un pueblo que ya conoce cómo se vive en una sociedad independiente, soberana y digna se va a dejar “reinstitucionalizar” y “redemocratizar”.

Todo lo demás que usted exige está fuera de la Constitución Bolivariana y el sólo exigirlas es pretender que el gobierno viole la propia Carta Magna que le da legitimidad, además de soporte a la propia nación. Aparte de la contradicción en que usted y la propia oposición venezolana incurren al acusar al gobierno de controlar todos los poderes y al mismo tiempo pedirle que los controle para que se convoquen elecciones generales que no están previstas en la Constitución y que sean liberados presos juzgados y condenados por el sistema judicial por delitos y crímenes que han sido públicos y notorios.

En cuanto a la Asamblea Nacional, es ella la que se ha faltado el respeto a sí misma al juramentar diputados cuya elección fue impugnada por fraude comprobado. Como poder autónomo que es, nada le impide recuperar su legalidad y salir del desacato en que ha incurrido: bastaría con desincorporar en acto legal a los referidos 3 diputados. Así que esta petición está mal dirigida.

De la misma manera le recordamos que Venezuela no es un país paria ni forajido sino un país donde imperan leyes que deber ser cumplidas por todos y todas las ciudadanas, como ocurre en cualquier otro país del mundo. En particular deben ser cumplidas por quienes detentan cargos públicos y manejan presupuestos. Si en Francia o en España, países que supongo usted tiene por serios, son inhabilitados del ejercicio político y hasta llevados a prisión aquellos que violen alguna de las normas de la administración pública, ¿en qué se basa usted para pedirle a Venezuela que haga excepción con funcionarios que pertenecen a la oposición, y para interpretar la aplicación de las leyes que, repito, son de obligatorio cumplimiento para todos y todas, como persecución  política?  Vergüenza debería darle y flaco servicio le hace a su cargo reclamándole a Venezuela que no cumpla las leyes.

Por estas mismas razones, me permito también señalarle que la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela fija los períodos presidenciales, determina las condiciones y requisitos para la elección y remoción de los poderes públicos, garantiza los derechos políticos de todos los venezolanos y venezolanas, así como los derechos humanos y sociales para todos y todas, y establece la igualdad ante la ley, sin privilegios de ningún tipo. Todo lo cual obliga a que quien infrinja la ley, atente contra la vida de otros y contra los bienes públicos debe ser juzgado y condenado sin que su condición de político prive para no ser castigado.

Finalmente, debo informarle que a pesar de la crisis económica provocada por el imperio y sus serviles empresarios y de los altos índices de inflación inducida, el gobierno bolivariano no ha detenido ninguno de los programas sociales, ha seguido aumentando los salarios, garantizando los derechos personales y colectivos, establecido diálogos y comisiones de trabajo con empresarios patriotas que han permitido ir resolviendo los nudos que traban la economía. Entre las soluciones más exitosas están los Comités de Abastecimiento y Producción (CLAP), coordinados por los Consejos Comunales que hoy distribuyen directamente los alimentos a 5 millones de familias, por lo que puede usted dejar de preocuparse por crear un canal de ayuda humanitaria.

Lo que si no puedo dejar de recalcarle es que en Venezuela, además de la oposición existimos varios millones de venezolanos que sí estamos comprometidos con una patria libre y soberana, que creemos en el esfuerzo propio y no nos rebajamos a andar mendigando ayudas financieras de nadie y mucho menos intervención extranjera, y sobre todo que estamos dispuestos y dispuestas a dar la vida si alguna fuerza extranjera osa poner su planta en suelo patrio. Que esos venezolanos y venezolanas hemos construido con nuestros esfuerzos la Venezuela bolivariana, la hemos refrendado en 18 de 20 elecciones efectuadas y que aprendimos de la mano del Comandante Chávez  y hoy del Presidente Maduro que nos merecemos un mundo mejor, el cual estamos construyendo y en el que somos los verdaderos protagonistas. Me parece que usted todavía no se ha percatado de que existimos. Y como pueblo protagonista de la nueva historia le decimos que estaremos muy presentes en todas las elecciones que se convoquen para demostrarle a usted, a sus amos y a la derecha venezolana que estamos muy conscientes de que el poder nos pertenece y que no estamos dispuestos ni dispuestas a dejarlo otra vez en manos de la oligarquía.

Abril 2017

http://www.alainet.org/es/articulo/184976