Somos un Colectivo que produce programas en español en CFRU 93.3 FM, radio de la Universidad de Guelph en Ontario, Canadá, comprometidos con la difusión de nuestras culturas, la situación social y política de nuestros pueblos y la defensa de los Derechos Humanos.

viernes, 25 de mayo de 2018

Justicia en Guatemala 37 años después


Sentencian a 4 oficiales por desaparición forzada, tortura y violación en un caso de 1981

Integrantes de la familia Molina Theissen se abrazan tras el fallo judicial que condena a más de 30 años de prisión a los generales retirados Benedicto Lucas, ex jefe del Estado Mayor del ejército, y Manuel Callejas, así como a los coroneles jubilados Francisco Gordillo y Hugo Zaldaña, por la desaparición forzada del menor Marco Antonio Molina Theissen y la violación y tortura de su hermana, Emma Guadalupe, en 1981, durante la guerra civil ocurrida entre 1960 y 1996 en el país centroamericano 

Cárcel a ex militares en Guatemala por crímenes durante la guerra civil

Familiares de Marco Antonio y Emma Guadalupe Molina Theissen celebran fallo de la justicia



Foto
Emma Theissen, madre de Marco Antonio Molina, desaparecido en 1981 por el ejército cuando tenía 14 años, poco antes de escuchar la sentencia contra los militares que se llevaron a su hijo y que previamente habían violado y torturado a su hermana Emma Guadalupe (en la imagen derecha). Ambas fueron captadas en la corte guatemalteca

Un tribunal de Guatemala condenó este miércoles a penas de más de 30 años de prisión a cuatro militares de alto rango retirados, por la desaparición forzada del menor Marco Antonio Molina Theissen y la violación y tortura de su hermana, Emma Guadalupe, en 1981, durante la guerra civil (1960-1996).
El juez Pablo Xitumul leyó la sentencia contra los generales retirados Benedicto Lucas –ex jefe del Estado Mayor del ejército– y Manuel Callejas, y los coroneles jubilados Francisco Gordillo y Hugo Zaldaña.
A Lucas, Callejas, Gordillo y Zaldaña les impusieron 33 años de cárcel por crímenes de lesa humanidad y violación agravada, por los vejámenes cometidos en un cuartel contra Emma Guadalupe Molina Theissen.
Por la desaparición forzada de su hermano, Marco Antonio, fueron sentenciados a 25 años más de prisión todos los militares, excepto Gordillo.
El tribunal absolvió de los cargos al quinto implicado, el general retirado Edilberto Letona, agregó el juzgador.
La condena fue decidida unánimemente por los tres jueces que integran el Tribunal de Mayor Riesgo C, uno de los que revisa en Guatemala los casos de alto impacto social.
El tribunal consideró que los militares actuaron contra civiles y se extralimitaron en la doctrina de lucha contra los grupos insurgentes durante el conflicto armado.
Decenas de activistas, que esperaron casi 14 horas para escuchar la sentencia, aplaudieron y se abrazaron, mientras familiares y allegados de los militares gritaron consignas en favor de los condenados y cantaron el himno del ejército.
La familia Molina Theissen obtiene justicia después de casi 37 años de lucha. Este proceso, reparatorio, reconoce su verdad, declaró la costarricense Marcela Martino, subdirectora para Centroamérica y México del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional.
Las fuerzas armadas guardaron silencio por las condenas contra los ex jefes castrenses y el vocero de la institución, Óscar Pérez, se limitó a indicar que el ejército es respetuoso de la decisión de los órganos jurisdiccionales.
Molina Theissen fue secuestrado por una unidad del ejército en la casa de sus padres, en la capital guatemalteca, el 6 de octubre de 1981, cuando tenía 14 años, y a la fecha continúa desaparecido.
El secuestro fue cometido un día después de que su hermana, en esa época de 21 años, escapó de un cuartel militar en el oeste del país donde sufrió torturas y violación en varias ocasiones por soldados.
Quiero decir a los señores acusados que les devuelvo la vergüenza, que les devuelvo el terror (...) Ojalá tengan un poquito de honor y nos digan dónde está Marco Antonio, dijo este lunes durante la fase final del proceso Emma Guadalupe sobre su hermano.
Los militares en retiro, detenidos desde enero de 2016, desacreditaron las acusaciones y señalaron que el juicio perseguía un resarcimiento económico, algo que rechazó la familia.
Benedicto Lucas es hermano del fallecido Romeo (1978-1982), derrocado por un golpe de Estado que llevó al poder al recién fallecido ex dictador Efraín Ríos Montt.
Gordillo, uno de los condenados, formó parte de un triunvirato militar que gobernó tras el golpe.
Por orden de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, el Estado guatemalteco pidió perdón en noviembre de 2006 por la desaparición del menor.
Lucas escuchó la sentencia del tribunal por videoconferencia desde el hospital militar donde se encuentra recluido. A pesar de las penas, la legislación guatemalteca estipula que una persona sólo puede pasar hasta 50 años en prisión.
El conflicto armado guatemalteco dejó unos 200 mil muertos y desaparecidos, según un informe de la Organización de las Naciones Unidas, que responsabilizó a las fuerzas de seguridad del Estado de 93 por ciento de las violaciones de los derechos humanos cometidas en ese lapso.


Foto Afp
Afp  
Periódico La Jornada

Casi 20 años de victoriosa resistencia chavista


Ángel Guerra Cabrera

La contundente relección del presidente Nicolás Maduro se ha dado con más de 67 por ciento de los votos, proporción superior a la de muchos de sus homólogos en la región y en otras latitudes. Ello corona una secuencia de victorias electorales del chavismo en menos de un año que pone en sus manos mayoría en todas las instancias y casi todos los niveles de cargos electivos, incluyendo las gubernaturas y alcaldías. El enorme mérito de este ciclo triunfante es haberlo conseguido en un país sometido al más inclemente acoso mediático, económico y político de Estados Unidos y la internacional de la derecha.
No más conocerse el resultado electoral del domingo 20 de mayo, Trump decretó el brutal reforzamiento de la guerra económica. Igualmente se informaba el desconocimiento de las elecciones en una declaración conjunta con Estados Unidos de los gobiernos de Argentina, Australia, Canadá, Chile y México en la que amenazaban con aplicar sanciones económicas y financieras más duras a Caracas. Ello confirma la continuidad y profundización de la estrategia yanqui de cambio de régimen a cargo del Comando Sur, aplicada contra la patria de Bolívar desde los primeros años de la presidencia de Hugo Chávez. De un tiempo acá con la creación del Grupo de Lima (GL) al no haber logrado, como se proponían, sanciones contra Venezuela en la OEA. La supeditación del GL a la feroz política antivenezolana de Estados Unidos, podría empujarlo a extender su cooperación a otros ámbitos con el creciente belicismo de Trump.
La negativa de los principales partidos de oposición a presentarse a estos comicios, pese a haber pedido insistentemente su realización y haber acordado en el diálogo de República Dominicana su participación, los coloca al margen del proceso democrático. Su actitud revela que perseverarán en el golpismo y la violencia como único método de lucha. Es en lo que siempre han terminado, dada su incapacidad para ganarle elecciones al chavismo y su congénita tendencia a subordinarse a Washington. En los últimos tiempos, particularmente a los impresentables Marco Rubio y Luis Almagro, por supuesto a Álvaro Uribe, dedicados a la disputa por los cuantiosos fondos estadunidenses para la subversión y por ver quién consigue atribuirse nuevas sanciones gringas contra sus propios compatriotas.
Con más de de 6 millones de votos para su abanderado, el chavismo confirmó su alta conciencia política, disciplina, espíritu de lucha y capacidad de movilización. En este caso, en medio de las cotidianas penurias que la guerra económica le impone a la población, ahora convertida en implacable bloqueo. Ello, unido a la corrupción entronizada por los especuladores, que toca a segmentos del aparato gubernamental, y al burocratismo y la negligencia imperantes en muchos estratos de la burocracia desde los tiempos de la Cuarta República.
Abocarse a la solución de los más apremiantes problemas económicos como la descontrolada inflación, el jineteo con el tipo de cambio y el descontrol sobre las redes de producción y distribución de alimentos, es esencial para consolidar y profundizar esta victoria política. Visto lo tupido del bloqueo yanqui, parecería muy conveniente una ampliación del respaldo que Rusia y China siempre han dado a la revolución bolivariana, como se ha ratificado en el inmediato y diáfano reconocimiento del resultado electoral por ambas potencias, que vino unido al de Cuba, Bolivia, El Salvador, Irán y varios estados del Caribe.
La defensa de la revolución ante los planes intervencionistas de Estados Unidos exige aumentar la preparación militar del pueblo y fortalecer los mecanismos de seguridad del Estado. La embajada de Estados Unidos ha sido un centro de conspiración contra el orden constitucional en Venezuela por casi dos décadas. Por eso, no ha de extrañar la expulsión ordenada por el presidente Maduro del encargado de negocios Todd Robinson y del jefe de la oficina política de esa sede diplomática. La ausencia de ambos funcionarios será resentida por Washington, dado el importante papel que han venido desempeñando en la coordinación y dirección de las actividades de la oposición, como se percibió en el recién concluido proceso electoral.
Maduro, como líder capaz y consolidado de la revolución y la abnegada y combativa militancia chavista merecen un cálido reconocimiento por su victoria. Ha sido un gran estímulo para la lucha de los pueblos de nuestra América por la independencia, la democracia y la justicia social.

Trump, ¿guerra económica mundial?


John Saxe-Fernández/I

El torrente imperialista de la unilateralidad bélica post 11/S y la alta militarización doméstica e internacional que acarrea con muy alto costo fiscal, sigue desplomando la hegemonía de Estados Unidos. Con Donald Trump el colapso del liderato moral e intelectual es más notorio. Junto a la proyección de fuerza, ese liderato es esencial a todo hegemón, pero el nacionaltrumpismo y sus interesados berrinches contra los intereses geoeconómicos de la Unión Europea (UE) –La Jornada 26/10/17– ya afectan, y de manera profunda, la ecuación mundial de poder, en especial, los vínculos transatlánticos y de manera directa a la OTAN. De esto no se infiera desatención a lo multidimensional de un fenómeno que incluye cambios tectónicos en las relaciones entre Estados Unidos, Rusia, China y la UE. Me propongo atender, por medio de la comparación histórica, el orden de magnitud de lo que ocurre a la ecuación mundial de poder, centrando la atención en la pugna geoeconómica y geopolítica en las relaciones transatlánticas.
Hace 43 años, en un estudio sobre la política internacional de seguridad de Estados Unidos, que transitaba de la contrarrevolución mundial expresada en la genocida guerra contra Vietman, a una contrarreforma hemisférica, en el brutal y sangriento golpe orquestado por Nixinger/CIA contra el régimen electoral, constitucional y legítimo de Salvador Allende (11/9/73), me pareció acertada la síntesis de James Schlesinger, secretario de Defensa de Richard Nixon y luego de Gerald Ford, en torno a la OTAN y a la relación de Estados Unidos con la Europa de entonces.
“La OTAN y la seguridad de Europa Occidental –sintetizó Schlesinger– constituyen parte esencial de los intereses y de las alianzas permanentes de Estados Unidos…Una dominación hostil de Europa Occidental y el control hostil de sus vastos recursos representaría un grave peligro a la seguridad estadunidense. La pérdida de considerables inversiones y la posibilidad de su pérdida conllevaría un grave daño económico y el alejamiento de Europa Occidental acarrearía una contracción intolerable del ‘mundo libre’ (sic). Mientras Estados Unidos podría sobrevivir (aislado) en el hemisferio occidental, lo haría en modalidades que resultarían muy perturbadoras a sus ciudadanos” (citado en JSF, les temps modernes, número 352, París, noviembre, 1975. Cursivas mías.)
En cualquier recorrido de la relación EU-Europa después de la Segunda Guerra Mundial, queda claro que el vigor de la recuperación industrial del viejo mundo y la creación de una estructura monetaria-financiera, si bien apoyada de dientes para afuera por Estados Unidos, en su elite afloraron, en volumen e intensidad, crecientes rivalidades intercapitalistas. Eisenhower, Nixon y sucesores vieron con recelo esa robusta recuperación económica. La percibieron como fuente del desempleo doméstico y luego del estancamiento y mal desempeño de Estados Unidos en la competencia comercial.
Como la UE rechazó en bloque el ataque de Trump al histórico acuerdo nu-clear con Irán de las seis potencias (5P+1) esas rivalidades se acentuaron: la UE, por razones geopolíticas y económicas no quiere otra guerra en Medio Oriente ni riesgos de guerra nuclear. Tampoco los altos costos a empresas europeas de la extraterritorialidad de las sanciones estadunidenses contra Irán y firmas de terceros países. La semana pasada Trump rechazó la postura europea regañando a Bruselas y Berlín: una inusitada fricción con la UE y Alemania tanto en lo comercial como en materia de seguridad. Dijo: “Alemania debe mostrar liderazgo en la alianza (OTAN) haciendo algo por su déficit en inversión militar que viene de hace años. No aporta lo que le corresponde y… se beneficia mucho más que EU… además, como se sabe –los europeos– compran una gran cantidad de gas natural a Rusia, pagando decenas de miles de millones de dólares”.
A raíz del ataque de Estados Unidos al pacto nuclear con Irán y de la agresividad de Trump, Berlín inició un enlazamiento, hasta ahora vetado por Washington, con Rusia y China, en apoyo al pacto con Irán mientras, según informa True Publica (ICH, 18/5/2018) desde hace dos meses Irán por su parte giró instrucción para que todo su comercio no se realice con dólares, sino en moneda nacional, el euro o el yuan-oro. También se supo que la UE prevé la restauración del Estatuto de 1996, que prohibe a las compañías europeas someterse a las leyes extraterritoriales de Estados Unidos” (id). Excepto que ya el neoliberal Macron parece flaquear.
La UE plantea usar euros en sus compras de crudo a Irán, unos 450 mil barriles diarios (bd) mientras Asia le importa a Irán 1.8 millones de bd. China es el mayor importador de petróleo iraní. Es la segunda economía mundial y realiza su comercio petrolero en yuan, en especial desde que lanzó su mercado de futuros (id).
Ni la hostilidad de Trump al control europeo de Europa, ni su veto a los lazos económicos euro-asiáticos, ni su no-uso de las sanciones a cambio de vender gas natural a la UE, tienen futuro financiero o geológico.
Facebook: JohnSaxeF

Arqueología sionista: con la Biblia y los buldócer

José Steinsleger
En el folleto del museo arqueológico de Tel Aviv, el investigador colombiano Carlos de Urabá leyó: “Las excavaciones llevadas a cabo a lo largo y ancho de Israel por los investigadores, han desvelado una verdad inobjetable: Dios ha elegido a su pueblo para gobernar sobre Tierra Santa. […] Por lo tanto, este museo, que atesora la herencia divina de los antepasados, servirá para mantener eternamente el fervor nacionalista y el amor patrio de las futuras generaciones”.
Con lenguaje similar, un video de 15 minutos proyectado en 3D, explica a los miles de turistas anuales que visitan la llamadacuenca sagrada de Jerusalén, que incluye la Ciudad Vieja, el monte de los Olivos y el barrio palestino de Silwan: “El pueblo judío nunca olvidó su capital eterna […]. Tres mil años después del rey David, hemos vuelto al monte donde todo empezó”.
Ahora bien. Imaginemos un folleto del Museo Nacional de Antropología de Ciudad de México que diga: “Las excavaciones llevadas a cabo a lo largo y ancho del país por los investigadores, han desvelado una verdad inobjetable: Quetzacóatl ha elegido a su pueblo para gobernar sobre México. Por lo tanto… (ídem ant.)”. O bien, que los guías de Teotihuacán informen a los turistas diciendo: “El pueblo mexicano nunca olvidó su capital eterna… etcétera”.
Ningún investigador, guía o ciudadano de a pie en México incurriría en manifestar tal confusión entre política y religión. Pero en el enclave neocolonial llamadoIsrael, el régimen sionista se muestra empeñado en confirmar lo escrito en el Antiguo Testamento. Por ello, el profesor de arqueología Rafi Greenber, de la Universidad de Tel Aviv, sostiene que Israel utiliza la arqueología “como una de las armas para expandir la presencia judía en Jerusalén…”.
Los intentos de reducir Jerusalén a una ciudad exclusivamente judía datan de la Guerra de los Seis Días, cuando en 1967 el ejército de Tel Aviv ocupó el área oriental. Así pues, en abierto desafío al derecho internacional (que prohíbe excavar en los territorios invadidos de Palestina), y violación de las reglas éticas establecidas por el Congreso Arqueológico Mundial, los sionistas se han concentrado en buscar el hipotéticoreino de Judea, ignorando los ulteriores 3 mil años de historia.
Dichas reglas sostienen que el legado cultural indígena incluyesitios, lugares, objetos, artefactos, y restos humanos, así como elestablecimiento de colaboraciones y relaciones equitativas entre arqueólogos y la herencia cultural de las poblaciones indígenas investigadas. Sin embargo, el régimen sionista lleva excavados más de 980 sitios arqueológicos en Cisjordania.
El sionismo se ha presentado a sí mismo como unretorno a la patria judía original, y no como una conquista de territorios extranjeros. De ahí que a sus arqueólogos sólo les interesesubrayar el pasado judío y bíblico del país, diferenciándolo de otras empresas coloniales más convencionales(Yigal Bronner y Neve Gordon,Excavando conflictos, Counterpunch, abril 2008).
Veamos la dramática situación de Silwan, barrio palestino situado a tiro de piedra del Monte del Templo y de la mezquita de Al-Aqsa. La narrativa bíblica asegura que Silwan habría sido el sitio donde el rey David proclamó a Jerusalén como su capital hace… 3 mil años. Siendo los colonialistas británicos, de finales del siglo XIX, los primeros en realizar excavaciones en el lugar que el historiador judío Flavio Josefo menciona mil 100 años después.
En enero pasado,casualmente, los arqueólogos sionistas descubrieron en la ciudad vieja de Jerusalén un sello de arcilla de 2 mil 700 años de antigüedad. Pruebacientífica(según la Autoridad Israelí de Antigüedades) de la existencia de un gobernador judío en la ciudad. Y para lograr tales hallazgos, todas las culturas milenarias que vivieron en Jerusalén y sus alrededores sobran.
Las excavaciones ilegales con la demolición de Harat al Magharibeh, barrio musulmán de ocho siglos de antigüedad, que se extendía frente al Muro de los Lamentos y albergaba 650 residentes en edificios ayúbidas y mamelucos. En pocas horas, los arqueólogos sionistas (únicos del mundo que usan buldócer), redujeron a escombros sus viviendas.
Igual suerte vienen corriendo los palestinos de Silwan, con las excavaciones por debajo y alrededor de Haram al-Sharif, el recinto que alberga la Cúpula de la Roca y la mezquita de Al-Aqsa. Estas excavaciones han sido condenadas firmemente por la Unesco, que en 2016 emitió una resolución criticando las políticas generales de Tel Aviv hacia el complejo.
El investigador Carlos de Urabá, cuenta que durante el tour por lacuenca sagradael guía omitió mencionar a los residentes palestinos de Silwan, así como la localidad sobre la cual fue construido el complejo arqueológico. Y cuando preguntó, el guía describió a Silwan como unaaldea árabe, no muy antigua, con importantes restos del pueblo judío guardados por debajo.

Lalista Pompeo: ultimátum de Trump y Netanyahu a Irán

Bajo la lupa
Alfredo Jalife-Rahme
El secreatrio de Estado estadunidense, Mike Pompeo, en una ponencia en The Heritage Foundation, habló delas sanciones más fuertes de la historiaaplicadas por EU a IránFoto Afp
Trump y su pugnaz equipo exterior –John Bolton, su asesor de Seguridad Nacional, y Mike Pompeo, ex director de la CIA y hoy flamante secretario de Estado, totalmente sometidos a la agenda de Israel y del omnipotente lobby sionista AIPAC– (http://bit.ly/2vF0GUt) conectan nolens volens (sin querer o queriendo) la agenda de Norcorea –que pudo haber sido exitosa y se está tambaleando debido a las declaraciones estridentes de Bolton que orilla(ba) a Kim Jong-un a la capitulación– con el artificial contencioso de Irán que puede constituir el mayor desastre de la política de EU que ha abierto demasiados frentes y viene de haber sido colocada en su lugar en las negociaciones comerciales con China, que tirios y troyanos financieristas de EU, desde The Wall Street Journal hasta Bloomberg,opinan perdió EU.
Irán aprende(rá) de Norcorea, no se diga de la derrota comercial de Trump con China, de cómo hay que negociar y plantarse frente a la dupla supremacista/racista de Trump/Netanyahu asesorada por el binomio nihilista de Bolton/Pompeo.
Igualmente, Norcorea aprende cómo China sabe negociar, lo cual seguramente imitará Irán.
Ya están muy vistos y aburren los bluffs maximalistas de Trump que alardea en su libro El arte de negociar (https://amzn.to/2KHhZqA): vulgar manual de negociaciones inmobiliarias y de tratativas bajo la mesa de casinos que no sirven para nada ante la realidad geopolítica que opera con otros criterios de mayor trascendencia y envergadura. Eso de que Trumpaplasta al débil y negocia con el poderosono aplica en geoestrategia, menos ahora que EU se encuentra en franca decadencia.
El problema de Trump es que las humillaciones que ha asestado a países bananeros las desea extrapolar a Norcorea e Irán, no se diga con China, quienes conocen perfectamente las vulnerabilidades de EU que cada día se aleja más de la autarquía que nunca fue.
Sin respetar el inicio del mes del ayuno islámico del Ramadán, Mike Pompeo, en una ponencia ante el centro ultraconservador The Heritage Foundation, anunciólas sanciones más fuertes de la historiaaplicadas por EU contra Irán, en caso de que el país persa no se retire de Siria y Yemen y no se entrometa en los asuntos de sus correligionarios chiítas que son mayoría en Irak y Líbano, lo cual resumió en 12 demandas perentorias que equivalen a un ultimátum (http://bit.ly/2kfPVzu), a cambio de levantar las sanciones económicas y de restablecer los lazos diplomáticos.
Pompeo conminó a Irán a detener su producción misilística balística y cesara perpetuidad (sic)el enriquecimiento de plutonio y amenazóaplastara losaliados terroristas de Irán en el mundo (sic), además decontrarrestar cualquier actividad maligna cibernética de Irány derastrear a los operativos iraníes y a sus aliados de Hezbolá que operan en el mundo para aplastarlos (sic)con el fin de que “Irán nunca vuelva a tener carte blanche para dominar el Medio Oriente”. ¿Tan omnipotente es Irán y no lo sabíamos?
El sueño de los megahalcones de EU, donde convergen los neoconservadores straussianos y la nueva camada de espantapájaros de Trump, es elcambio de régimende Irán que no será una tarea sencilla.
Bolton amenazó a Norcorea de sufrir el mismo destino delmodelo libio (léase: de destrucción total)–como si Norcorea jugase sola sin China y sin Rusia–, mientras Trump cometió el grave error de imaginar que Kim Jong-un había claudicado a sus vacuas bravatas defuria y fuego.
De la misma forma, lalista Pompeode 12 demandas estrafalarias alucinó aplicar elmodelo Norcoreano de claudicacióna Irán.
Entre el “modelo libio (Bolton dixit)” y el “modelo Norcoreano (la praxis de lalista Pompeo)”, más vale seguir elmodelo chinode negociación que desinfla el maximalismo de Trump.
Por lo pronto, Trump y Kim Jong-un pospusieron su cumbre de Singapur (https://bbc.in/2KNHPcF), lo que indica un endurecimiento de Norcorea.
Gardiner Harris del NYT califica delínea durael discurso de Pompeo que llega hastasolicitar en forma directa al pueblo de Irán (Nota: en su mayoría jóvenes) derrumbar al gobierno clérical de Teherán.
Gardiner Harris comenta correctamente queel derecho (sic) de Irán para enriquecer uranio como signatario del Tratado de No-Proliferación Nuclear es debatibleya quemás de 12 países en el mundo enriquecen uranio y muchos de ellos lo hacen únicamente para propósitos civiles, como la generación de energía y uso médico.
Gardiner Harris cita a Boris Johnson, folclórico secretario de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, quien exhibió su escepticismo de que EUpueda manejar para crear un acuerdo diplomático sucesorio con Iránque incluya límites al programa nuclear de Teherán, así como a sus misiles balísticos y actividades regionales que denominóuna nueva negociación jumbo con Iránque no seráfácil alcanzar en un tiempo razonable(https://nyti.ms/2s2jXdJ).
El supremacista/racista Netanyahu, hermano simbiótico de Trump (http://bit.ly/2IurlW0), se encuentra de plácemes y agradeció a EU sucorrecta política(http://bit.ly/2IFT5r1), llegando hasta criticar elinvolucramientode Irán en Afganistán (sic).
De inmediato, el presidente iraní Hassan Rouhani rechazó lalista Pompeoy prometió continuar con lavíairaní cuandohabía concluido la era de EU que decidía por el mundo.
Rouhani se mofó de que el gobierno de EU “regresó 15 años atrás a la era de Baby Bush e intenta dictar su voluntad al mundo entero” (http://bit.ly/2s6WoRV).
En su Twitter, el canciller persa Javad Zarif arremetió contra laregresión de malas costumbres de la diplomacia impostora (sic) de EU: encarcelada por alucinaciones y políticas fallidas, dictadas por corruptos intereses especiales, que repite las mismas malas opciones y cosechará las mismas malas recompensas.
Para Ali Akbar Velayati, máximo asesor del supremo líder Ayatolá Jamenei, larenegociación del tratado nuclear es una ilusión(http://bit.ly/2ITGjbR).
Por su parte, la encargada de la política exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, explayó que lasdemandas de Pompeo no facilitarán a Occidente influir en Irán(http://bit.ly/2s0JVPB).
Mikhail Ulyanov, representante permanente de Rusia ante la Agencia Internacional de Energía Atómica, con sede en Viena, comentó en una videoconferencia que las demandas de Pompeo soninsensatas:EU es incapaz de entender que Irán tiene derechos soberanos (¡mega-sic!) que incluyen el derecho al poder nuclear civil (sic).
Mikhail Ulyanov reafirmó el compromiso de Rusia de continuar con el acuerdo nuclear con Irán, sin tomar en cuenta la decisión unilateral de EU (http://bit.ly/2J22P2e).
Dejo para otra ocasión mi hipótesis geoestratégica de que detrás del colosal golpeteo a Irán se encuentran tres objetivos de Trump: 1.Impedir la conectividad del país persa con Europa, a la que Trump humilla hasta la ignominia (http://bit.ly/2KFNBgp), para obligarla a comprar el gas del fracking deNorteaméricaque incluye al “México neoliberal itamita”; 2. Fracturar la Ruta de la Seda con China y; 3. Aplicar laguerra geofinancieradel dólar contra el euro y el renminbi chino.
Twitter: @AlfredoJalifeR_
Facebook: AlfredoJalife

Alerta por venta de Amazon de tecnología de reconocimiento facial a la policía en EEUU



Esta tecnología pueda emplearse "para controlar a inmigrantes"
Foto: BBC / Getty Images           
El producto de Amazon representa una amenaza para inmigrantes y comunidades de color : ACLU

Gran preocupación ha generado el hecho de que Amazon está vendiendo tecnología de reconocimiento facial a la policía en EEUU.
Por tal razón La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) y una coalición de grupos por los derechos civiles enviaron este martes una carta al CEO de Amazon, Jeff Bezos, advirtiendo de la amenaza que esa tecnología de vigilancia pone en manos de la policía.
“Amazon Rekognition está preparado para el abuso en manos de los gobiernos”, dice la carta. “Este producto representa una grave amenaza para las comunidades, incluidas las personas de color y los inmigrantes, y para la confianza y el respeto que Amazon ha trabajado para construir”.
“La gente debería tener la libertad de poder recorrer las calles sin ser observados por el Gobierno”, denunció la organización social en un comunicado divulgado en su página web.
El programa en cuestión, llamado Rekognition, “ofrece un análisis facial de alta precisión que permite detectar, analizar y comparar rostros para una amplia variedad de usos, como la verificación de un usuario, la catalogación y el recuento de personas y para casos de seguridad pública”, detalla Amazon en su descripción del sistema.
Sin embargo, la ACLU teme que este software pueda emplearse “para controlar a inmigrantes” o para establecer quién “ha participado en una protesta”.
“Al automatizar la vigilancia de masas, los sistemas de reconocimiento facial -como Rekognition- ponen en riesgo la libertad, y suponen una amenaza concreta para comunidades que ya están siendo tratadas injustamente en el actual clima político”, sostiene el comunicado de la organización.
La ACLU advierte que diversas localidades, en estados como Orlando y Florida, ya están utilizando el programa y que otras ciudades han mostrado interés en contratar sus servicios.
La organización critica además que el gigante tecnológico esté pidiendo a las autoridades de los municipios en los que ya se usa Rekognition que le hagan llegar cualquier comentario que permita afinar el sistema, que se usa al menos desde el año pasado.
El desarrollo de este tipo de programas es uno de los principales proyectos de las empresas tecnológicas para desarrollar las llamadas ciudades inteligentes, puesto que facilitaría los mecanismos de seguridad de los usuarios, pero también serviría como una herramienta de marketing directo de inestimable utilidad.
Sin embargo, hasta el momento ninguna empresa ha conseguido desarrollar un sistema completamente fiable, tal y como quedó patente el año pasado cuando salió a la luz que un software de reconocimiento de imagen desarrollado por Google confundía con frecuencia a personas de raza negra con primates.
“Amazon se ha opuesto públicamente a la vigilancia secreta gubernamental. Su director ejecutivo, Jeff Bezos, ha criticado el discriminatorio veto a los musulmanes de la Administración (del presidente Donald) Trump. Pero las acciones hablan más alto que las palabras”, concluye la ACLU.
Con información de EFE

jueves, 24 de mayo de 2018

Los palestinos son mayoría en Israel, Jerusalén, Cisjordania y Gaza

Trump contra la historia
En seis días los supremacistas racistas Trump y Netanyahu incendian el Gran Medio Oriente al provocar la erupción de dos volcanes geopolíticos: el pisoteo del creativo acuerdo nuclear de Obama con Irán (http://bit.ly/2rKcr6W) y la inauguración de la embajada de EU en la parte anexada de Jerusalén oriental como capital de Israel (http://bit.ly/2KmnVoM): regalo de Trump a su yerno talmúdico Jared Kushner (http://bit.ly/2IHxjGw), en sincronía con la carnicería de 60 palestinos asesinados y dos mil 771 (¡mega-sic!) heridos por Israel en el aniversario 70 de la catástrofe palestina Nakba (https://bit.ly/2Iyqvaw), expulsados de sus tierras por el irredentismo del proyecto paleo-bíblico del Gran Israel de los ríos Nilo al Eúfrates (https://bit.ly/2wP3XkC).
El asesinato colectivo de palestinos –repudiado por los principales aliados occidentales de Trump y Netanyahu: Gran Bretaña, Francia y Alemania– denota una deliberada reingeniería demográfica contra los palestinos en los territorios ocupados de Jerusalén/Gaza/Cisjordania con el fin de implementar el Gran Israel talmúdico mediante ilegales anexiones que contravienen las resoluciones de la ONU.
Como Trump con su supremacismo racista blanco y su guerra demográfica contra los mexicanos –Trump y el supremacismo blanco: palestinización de los mexicanos (http://bit.ly/2K4CD4J)– el primer ministro Netanyahu, que adhiere al supremacismo talmúdico –que define de bestias (sic) al resto de la humanidad– intensifica su guerra demográfica contra los palestinos quienes son hoy la mayoría en Israel/Jerusalén/Cisjordania/Gaza desde el río Jordán hasta el mar Mediterráneo, según el ejército israelí (http://bit.ly/2jZy6Vn), que concuerda con la Oficina Central Palestina de Estadísticas de diciembre de 2016 (http://bit.ly/2Kmyto3).
Según el israelí Yotam Berger, las cifras presentadas por el ejército muestran que más árabes que judíos viven en Israel, Cisjordania y Gaza, entre el río Jordán y el mar Mediterráneo.
Según la Oficina Central de Estadísticas de Israel, hasta septiembre de 2017, 6.5 millones de judíos viven en Israel.
Solamente en Cisjordania y la Franja de Gaza viven cinco millones de palestinos, lo cual no incluye a los 1.8 millones de árabes que habitan en Israel ni las centenas de miles de palestinos que viven en Jerusalén oriental, de acuerdo al vice comandante de Administración Civil, el coronel Haim Mendes, en una sesión conjunta con los Comités de Defensa y Relaciones Exteriores de Israel del Parlamento (Knesset).
En forma feroz, los anexionistas legisladores de extrema derecha (https://bit.ly/2k0zyqA) impugnaron de falsos los datos de su ejército.
La anterior canciller Tzipi Livini, hoy legisladora de centro-izquierda, dedujo las implicaciones de la paridad demográfica: si no nos despertamos de las alucinaciones de la anexión de Cisjordania que aboga la derecha israelí, perderemos la mayoría judía. Así de simple (http://bit.ly/2KrkkGi).
En Radio Sputnik, Soheir Asaad, abogado del Centro Legal para los Derechos Árabes en Israel (Adalah) fustigó que la agresión continua de Israel contra los palestinos representa el esfuerzo para cambiar la demografía de Israel y Jerusalén: una reingeniería demográfica, para no decir limpieza étnica (http://bit.ly/2IKMFds), cuando las leyes discriminativas de Israel como sus balas, eliminan a los palestinos.
Soheir Asaad comenta que en fechas recientes Israel promulgó muchas leyes (sic) con el objetivo de controlar (sic) la demografía de la población de Jerusalén en general, como la parte oriental de Jerusalén en especial, con la anexión de su tierra.
Según Soheir Asaad, se promulgaron tres enmiendas, dos de las cuales son de anexión (sic) de alrededor cinco asentamientos de colonos en Jerusalén, lo que significa que 280 mil colonos serán sumados a Jerusalén, mientras más y más palestinos son empujados fuera de la ciudad en completa violación a la ley internacional.
La tercera enmienda de los legisladores israelíes versa sobre la limitación (sic) a que los palestinos puedan convertir a Jerusalén como capital del Estado palestino independiente.
Soheir Asaad agregó que miles de millones de dólares son invertidos en proyectos que incrementan la falsa soberanía de Israel sobre Jerusalénmediante la plena asociación entre Israel y EU para oprimir y violar los derechos de los palestinos en Jerusalén y Cisjordania. ¿No serán los nuevos y crapulosos negocios inmobiliarios en Jerusalén de Trump y los Kushner?
Va viento en popa la judaización de Jerusalén oriental(http://bit.ly/2wLyoIC), al unísono de la limpieza étnica de palestinos (http://bit.ly/2KpTT3v).
Haaretz explaya las recientes recomendaciones de un comité para legalizar miles de hogares construidos en tierras de propiedad privada de los palestinos en los asentamientos de Cisjordania (http://bit.ly/2IkWUFI), sin importar que tales leyes (sic)israelíes no aplican a los derechos de propiedad en Cisjordania.
Se trata de una usurpación de lo ajeno mediante expropiaciones ficticias y reapropiaciones inmobiliarias implementadas en forma gradual con el fin de anexarse el territorio palestino de Cisjordania –5 mil 860 kilómetros cuadrados frente a 20 mil 770 de Israel y 360 de Gaza que sobrevive en el hacinamiento antihumano–, mientras sus moradores árabes son empujados más allá del río Jordán hasta Jordania (más de 10 millones de habitantes) que hoy comporta la tercera parte de palestinos en su seno, refugiados desde 1948.
Nada menos que Ronald Lauder, presidente del Congreso Mundial Judío (CMJ), comenta que Israel enfrenta dos graves amenazas que podrían poner en peligro su existencia misma: una, la posible defunción de la solución de dos Estados cuando 13 millones de personas viven entre el río Jordán y el mar Mediterráneo y casi (sic) la mitad de ellos son palestinos: Heridas Auto-Infligidas de Israel (https://nyti.ms/2jZDg3q).
Hay que corregir al presidente del CMJ: hoy los palestinos son ya mayoría y los israelíes son minoría.
Ronald Lauder aporta una impactante proyección demográfica: si continúan las presentes tendencias, Israel enfrentará una poderosa opción, ya sea otorgar a los palestinos derechos plenos y cesar de ser un Estado judío, ya sea rescindir sus derechos y cesar de ser una democracia (sic).
Otra corrección a Ronald Lauder: ¿Cómo puede ser democracia un Estado supremacista/paria que practica el Apartheid contra su mayoría palestina?
La segunda amenaza de Ronald Lauder es doble: la capitulación (sic) de Israel a los extremistas (sic) religiosos y la creciente desafección de la diáspora judía.
Sobre la polémica ley del retornoisraelí –que se prohíbe en forma discriminativa a la diáspora palestina de otros seis millones refugiados en Líbano, Siria, Jordania y Kuwait–, ¿cómo pueden retornar a Israel quienes nunca, incluyendo sus antecesores, estuvieron allí –su hoy mayoría ashkenazi no-semita–, si hacemos caso al libro El invento del pueblo judío del historiador israelí Shlomo Sand? (http://bit.ly/2GjoZYm)
¿Podrán detener los supremacistas racistas Trump y Netanyahu la dinámica demográfica de la historia en favor de los palestinos?

Maduro, después de romper con el amo (EEUU) puede romper también con el esclavo (México)


Pedro Echeverría V.

1. Los conservadores, los millonarios, los racistas, no pueden ser tocados ni con “el pétalo de una rosa”. Están tan acostumbrados a mandar e imponer sus deseos, que cuando algún trabajador o un empleado protesta porque lo estén dañando, consideran que es un atrevimiento, una violación a las costumbres, la reglas e incluso a la naturaleza que por nacimiento les ha beneficiado. Pero al nacer los principios de libertad e igualdad en el mundo, al aparecer las revoluciones, así como los jóvenes de pensamiento igualitario, las cosas cambiaron. Aquellos impulsores de la idea de “horca y cuchillo”, de que “no somos iguales”, de que “hay razas superiores” -a pesar de su dolor y rabia- han tenido que entender que su mundo está a punto de ser enterrado y está naciendo otro universo en que la libertad y la igualdad será la medida de todas las cosas.

2. Los EEUU llevan más de un siglo de mantener su dominio político y económico en todo el mundo. Recuerdo que Porfirio Díaz, el dictador mexicano 1876-1911, advertía que había que balancear las inversiones en México facilitando capitales europeos, porque si no EEUU se tragaría al país en unos cuantos meses. Díaz peleó y conoció directamente la invasión yanqui que terminó en 1848, misma que dejó más de la mitad del territorio de México como propiedad de los EEUU. ¿Qué han hecho los EEUU después de las dos guerras mundiales (1914/1945) sino obligar a todos los países de América Central y del Sur a depender de sus políticas, obedecer sus mercados y pagar intereses por los capitales que ha impuesto en “préstamo”? Y no ha habido país que se salve: desde el más pequeño como Haití hasta el más grande como Brasil.

3. Muchas veces se ha dicho que los yanquis no son culpables porque ellos dan préstamo y que los culpables son los deudores que los piden. Obviamente no es así porque primero explotan y matan de hambre con negocios y saqueos a gobiernos y pueblos, luego vienen los “préstamos” como “ayuda solidaria”. ¿Recuerdan aquel Plan Marshall de 1944-45, el Plan de Ayuda yanqui para todos los países destruidos por la guerra? ¿Recuerdan que más de la mitad de la armas para la guerra fueron vendidas, a uno y otro bando, por los mismos EEUU? Con razón la familia judeoalemán Rothschild, creadora de los primeros bancos del mundo (el de Inglaterra, el más notable), llegó a decir que su familia o casa tenía tanto poder que “podía decidir cuándo se inicia una guerra y cuándo termina”.

4. Así que el venezolano Maduro ha logrado expulsar al personal yanqui de su país porque los EEUU han sido indiscutiblemente los financiadores de los jefes de la oposición en Venezuela, Bolivia, Cuba. Lo que debe exigirse a Maduro es mucha firmeza frente a EEUU y otros países que como México actúan como “cachorros del imperialismo”. Me recuerda al imbécil de Fox defendiendo los intereses de Bush (el ALCA) en Argentina. Ahora Peña Nieto y Videgaray hablan de democracia cuando México es modelo de patio trasero de los EEUU. ¿No les da vergüenza de que Venezuela nos ayude a los mexicanos a denunciar a nuestro gobierno del PRI y el PAN de ser los más corruptos y asesinos del mundo? México no tiene moral porque sus gobernantes han sido ejemplo en el mundo de la más grande corrupción. (23/V/18)


Las tareas inmediatas



La oposición venezolana desperdició este domingo una posibilidad única para medir fuerzas con el Gobierno de Nicolás Maduro. Si como dicen sus voceros, dentro y fuera de Venezuela, los opositores cuentan con el favor de la gran mayoría de la población, ¿por qué no presentaron una candidatura única que, quizás, podría haberle abierto la puerta del Palacio de Miraflores y lograr, por vías institucionales, la tan anhelada “salida” del presidente Maduro? No lo hicieron, y la excusa fue que no existían garantías de honestidad y transparencia en el proceso electoral. Olvidaron, o prefirieron olvidar, la sentencia del ex presidente de Estados Unidos Jimmy Carter -un crítico del chavismo- cuando en el año 2012 dijo, en el discurso anual ante el Centro Carter, que "de las 92 elecciones que hemos monitoreado, yo diría que el proceso electoral en Venezuela es el mejor del mundo."(https://actualidad.rt.com/actualidad/view/54145-jimmy-carter-sistema-electoral-venezolano-mejor-mundo). 
Por si lo anterior fuera poco en los 23 procesos electorales que se llevaron a cabo desde que Hugo Chávez asumió la presidencia en 1999 jamás se presentaron pruebas concretas de fraude ante el Consejo Nacional Electoral. Todo se redujo a airadas declaraciones y denuncias sin fundamento, mentirosas como las que estamos escuchando en estos días y que son recogidas y reproducidas ad infinitum por esa cloaca maloliente de lo que una vez fue el periodismo: los grandes medios de comunicación hegemónicos en América Latina, encargados de desinformar meticulosamente a la opinión pública.
¿Por qué desertaron del comicio, por qué no recogieron el guante que les arrojó Maduro? Fácil: porque ni ellos se creían sus propias bravuconadas. Sabían que no era verdad que la mayoría del electorado acompañaría a la oposición; eran conscientes de que por más protestas y quejas que suscite la crisis económica y las poco efectivas respuestas del Gobierno el pueblo venezolano sabe muy bien que los opositores son la oligarquía, superficialmente aggiornada, que por siglos lo oprimió y despreció. Por eso en lugar de ir a las urnas se dedicaron a denunciar de antemano que las elecciones serían fraudulentas, un pretexto para evitar que su inferioridad numérica quedase registrada para siempre. En lugar de ello apostaron a la abstención, y a la "vía corta" para tumbar a Maduro por medios violentos y confiando en la eficacia destructiva de las presiones internacionales. Es la estrategia de "cambio de régimen" que Estados Unidos viene propiciando hace décadas. En línea con ésta la Casa Blanca se puso a la cabeza de esa ofensiva y le ordenó a sus peones latinoamericanos que lanzaran un ataque frontal contra Caracas. Para infortunio de la oposición, la abstención quedó muy lejos de la marca que esperaba para, de ese modo, deslegitimar el triunfo de Maduro. En realidad aquella es casi idéntica a la que hubo en Chile en primera vuelta presidencial del 2017, en donde la tasa de participación electoral también fue del 46 por ciento, y no hemos escuchado a ninguno de los publicistas y empleados de la derecha que dicen ser periodistas rasgarse las vestiduras por ello y cuestionar el triunfo de Sebastián Piñera. Pero una cosa es Venezuela y otra es Chile; la primera tiene la principal reserva de petróleo del mundo y Chile no.
Un índice comparativo de la representatividad presidencial, necesario para calmar las angustias de las buenas almas democráticas, lo ofrece el cociente entre los votos obtenidos por diferentes presidentes y la población electoral. Sebastián Piñera fue elegido presidente de Chile con el respaldo del 26.5 % del electorado; Juan M. Santos con menos todavía, el 23.7 %; Mauricio Macri, con el 26.8 %; Donald Trump con el 27.3 % y Nicolás Maduro, el domingo pasado, con el 31.7 %. O sea, que si se va a hablar del atropello a la democracia en Venezuela, como lo hace el Cartel de Lima, habría primero que mirar un poco estas cifras y entender lo que ellas significan. Pero la Casa Blanca no se inmuta ante nada. Fiel a lo que una vez le dijera a un periodista del New York Times el señor Karl Rove (en el 2003, cuando era el principal asesor de George W. Bush) "nosotros ahora somos un imperio y, cuando actuamos, creamos la realidad" (http://www.reddit.com/r/quotes/comments/8citkn/were_an_empire_now_and_when_we_act_we_create_our/), el Gobierno de Estados Unidos creó la "realidad" de una dictadura para un Gobierno que convocó a 23 elecciones en 20 años y que en las dos ocasiones en que fue derrotado reconoció de inmediato el veredicto de las urnas. La oposición "democrática" jamás reconoció sus derrotas y sumió al país en el caos y la violencia callejera en el 2013 y 2017. Pero Estados Unidos creó esa "realidad" y sus impresentables lacayos de Lima se movilizaron al instante para acosar al Gobierno bolivariano y profundizar la crisis en Venezuela. No deja de ser una penosa tragicomedia que personajes tan desprestigiados como los miembros de esa banda pretendan darle lecciones de democracia a la Venezuela bolivariana. El Gobierno argentino, presidido por un demagogo que prometió el oro y el moro en su campaña para luego incumplir todas sus promesas, y que además preside un Gobierno cuyos principales figuras son millonarios que no repatrían sus fortunas convenientemente alojadas en paraísos fiscales porque no confían en la seguridad jurídica ... ¡que brinda su propio Gobierno!, amén de haber arrasado con la libertad de prensa y el estado de derecho; el Gobierno de México, que en el sexenio de Peña Nieto contabilizaba 40 periodistas asesinados hasta enero de este año, y con un proceso político electoral corrupto hasta la médula por el narcotráfico y el paramilitarismo, con miles de muertos y desaparecidos y en donde los 43 jóvenes de Ayotzinapa son la pequeña punta de un gigantesco iceberg de 170.000 muertos y más 35.000 desaparecidos en los últimos diez años, sin que el hiperactivo secretario general de la OEA tomara nota de lo que para él, seguramente, es una nimiedad; el de Colombia, otro Gobierno penetrado por el narco, con un presidente que ha saboteado el proceso de paz y asistido impávido a la incesante matanza de líderes sociales, aparte de su probada participación -como Ministro de Defensa- en los asesinatos en masa de la época de Uribe, los "falsos positivos" y las fosas comunes que siguen apareciendo a lo largo y ancho de Colombia; el Gobierno de Brasil, presidido por un corrupto probado que fraguó un golpe de estado y usurpó la presidencia de ese país, y que cuenta con la raquítica aprobación de sólo el 3 % de la población y un 0.9 % de intención de voto. Estos son los personajes que tienen la osadía de vituperar al Gobierno de Maduro calificándolo como una dictadura. No creo que ningún demócrata en el mundo debiera preocuparse por a opinión que puedan emitir sujetos con tan dudosas credenciales democráticas. 
Pensando a futuro: con la re-elección de Maduro asegurada, con la Asamblea Nacional Constituyente a favor del Gobierno, la casi la totalidad de los gobernadores y las alcaldías no puede haber excusa alguna que impida lanzar un combate sin cuartel contra la guerra económica decretada por el imperio y atacar a fondo a la corrupción (no sólo la que practican las grandes empresas sino también la que, desgraciadamente, está enquistada en algunos sectores de la administración pública) y combatir con fuerza las maniobras especulativas y el contrabando de los grandes agentes económicos locales, peones de la estrategia destituyente diseñada por Washington. Sería suicida ignorar que las penurias que está sufriendo la población venezolana tienen un límite. La menor afluencia a las urnas este domingo fue una señal temprana de ese descontento y de un peligroso acercamiento a ese límite. El Gobierno, con el poder que acumula en sus manos, tiene que actuar sin más dilaciones en dos frentes: el político, para resistir una nueva e inminente arremetida del imperio, que puede llegar a ser violenta y que para desbaratarla será necesario profundizar la organización y concientización del campo popular. Y el frente económico, para resolver los problemas del desabastecimiento, la carestía, el circulante y la inflación. 
En una palabra: es preciso rectificar el rumbo y mejorar la calidad de la gestión de la política económica para evitar que las penurias del pueblo se conviertan en decepción y esta, de no mediar una solución a los problemas, en el hartazgo que abre las puertas de la ira y la violencia. Y, por favor, evitar por ahora enredarse en estériles discusiones sobre el cambio de la matriz productiva del rentismo petrolero y todo lo que lo rodea. Ese es un programa de cambio estructural que, con suerte, para concretarse se requieren quince o veinte años de continuidad política. Por lo tanto, hay que concentrarse en las tareas inmediatas, al menos por ahora. Los problemas económicos que afectan a la población y que debe resolver el Gobierno son de cortísimo plazo, de hoy y mañana, de una semana a lo máximo. Si fracasara en ese empeño el futuro del Gobierno de Nicolás Maduro podría verse muy seriamente debilitado y su estabilidad entraría en una zona de peligro inminente. 
Esta nota es una versión ampliada de la nota publicada originalmente en Página/12.

La insurrección que transformó a Nicaragua

Nueva Sociedad
El modelo de gobierno de Daniel Ortega, construido sobre una alianza con el gran capital nacional y el Ejército, logró contener durante diez años las expresiones de conflicto social. Pero la ola de protestas desarrolladas desde el mes de abril han sacado el descontento a las calles. La represión y la violencia muestran la crisis del gobierno de Ortega, quien intentó sindicar a los manifestantes como criminales y pandilleros. Sin embargo, el movimiento de protesta está liderado por jóvenes estudiantes nacidos en la postrevolución. Nicaragua está en crisis y la insurrección de abril lo ha dejado en evidencia.
El pasado 16 de abril, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, firmó un decreto ejecutivo que reformaba el sistema de seguridad social. Al día siguiente, cuando lo mandó a publicar, no se imaginó la ola de movilización y protesta social que desencadenaría esa decisión. Su gobierno estuvo al borde del colapso. Pero, ¿de dónde viene y hacia dónde va esta crisis inesperada?
Los catalizadores y la represión
Las protestas comenzaron a inicios de abril, cuando el gobierno no atendió adecuadamente el incendio que se produjo en la reserva biológica Indio Maíz, una de las más importantes de Nicaragua. Grupos de jóvenes ambientalistas salieron a protestar demandando una actuación más beligerante por parte del gobierno y fueron reprimidos por la policía. La semana siguiente se firmó el decreto para reformar el sistema de seguridad social y, nuevamente, muchas mujeres y hombres de la tercera edad junto a un importante grupo de jóvenes, se autoconvocaron para protestar. Ese día la represión fue brutal: grupos paramilitares afines al gobierno los atacaron a golpes y patadas, con garrotes y piedras, a la vista y paciencia de la policía. Numerosos manifestantes sufrieron lesiones serias a causa de las golpizas, entre ellos, varios periodistas a los que, además, les robaron sus equipos de trabajo. Lejos de contener y atemorizar, la represión encendió los ánimos de miles de personas que se lanzaron a las calles en numerosas ciudades del país. La estrategia gubernamental se mantuvo: se produjo una represión combinada entre la policía y los grupos paramilitares, pero mientras más aumentaba la represión más multitudinarias se volvían las protestas.
La violencia estatal más intensa ocurrió entre el 18 y 22 de Abril, cuando la policía y los paramilitares asesinaron a más de 40 jóvenes estudiantes universitarios en distintas ciudades del país, desaparecieron a unos 20, hirieron a varias decenas y detuvieron a varios cientos. Cuando el resto de la sociedad se enteró de la brutalidad de la represión a través de los medios y las redes sociales, los ánimos se caldearon aún más. Las protestas crecieron y se multiplicaron en todo el país. En esos días, el gobierno decidió censurar a varios canales de televisión independientes, varios periodistas fueron detenidos de manera arbitraria, una estación de radio fue incendiada por grupos afines al gobierno y un periodista fue asesinado aparentemente por la policía.
Entre el 23 y 30 de abril, la represión bajó de intensidad y los ciudadanos realizaron varias marchas con tranquilidad. El sector privado, por su parte, convocó a una marcha el 23 de abril. Cientos de miles de personas participaron en Managua, la capital, y también en varias ciudades. Sin embargo, el movimiento autoconvocado se apropió de ella. La Iglesia Católica convocó a una peregrinación el 28 de abril que resultó más multitudinaria que la anterior con un estimado de más de un millón de personas solamente en Managua, sin contar miles de participantes en acciones similares en el resto del país. Las demostraciones se enfocaron en dos temas: el restablecimiento de la democracia en Nicaragua y la justicia para las víctimas de la represión del gobierno. El 30 de abril el gobierno convocó a una movilización de apoyo en Managua, en la que participaron principalmente empleados estatales. El propósito era hacer una demostración de fuerza frente al movimiento social. Sin embargo, no lo logró. Muchos empleados estatales no asistieron aun cuando fueron amenazados con represalias.
En los primeros días de mayo se desató un segundo brote de represión por parte de la policía y los paramilitares, cuando grupos de manifestantes pintaban monumentos históricos con los colores de la bandera nacional. Ciudades como Masaya, Niquinohomo –el lugar de origen de Augusto César Sandino-, Matagalpa, Estelí, Juigalpa, León y otras ciudades del país, fueron violentamente reprimidas por las fuerzas policiales. La cantidad de personas asesinadas aumentó a un poco más de 50, mientras que la cantidad de heridos solamente en esos días alcanzó a más de 300 personas. En muchas de las ciudades, la Iglesia Católica intervino tratando de mediar para conseguir el cese de la represión y en la mayoría de los casos los sacerdotes también fueron atacados por la policía.
El presidente Ortega compareció en público hasta el 21 de abril acompañado por varios de sus ministros, la directora de la Policía y el Jefe del Ejército. Atribuyó la responsabilidad de la violencia a los manifestantes y trató de establecer una comparación entre ellos y las maras o pandillas existentes en otros países centroamericanos. Al día siguiente compareció nuevamente, esta vez acompañado por un grupo de inversionistas extranjeros, y aunque insistió en atribuir la violencia a los manifestantes, anunció la revocación del decreto que había desencadenado las protestas y ofreció un diálogo con la mediación de la jerarquía católica.
La propuesta de diálogo fue acogida tanto por la iglesia católica como por el sector privado, los estudiantes universitarios a la cabeza de la protesta y diversos sectores sociales del país, quienes plantearon que éste debía ser amplio, inclusivo y basado en una agenda que recogiera los dos puntos planteados por la sociedad nicaragüense: justicia y restablecimiento de la democracia. Luego de un complejo proceso de selección de los representantes y de un entendimiento básico con el gobierno, la Conferencia Episcopal a la cabeza de la Iglesia Católica, convocó a una primera sesión para el 16 de mayo a la que asistieron el propio Daniel Ortega y Rosario Murillo, su esposa y vicepresidenta. En la sesión, los representantes del movimiento estudiantil le demandaron, a viva voz, el cese de la represión y su salida del gobierno.
La chispa en la hojarasca
La ola de movilización y protesta social protagonizada principalmente por jóvenes universitarios tomó por sorpresa al gobierno, a la sociedad nicaragüense y a la comunidad internacional. El modelo de gobierno Ortega, construido sobre una alianza con el gran capital nacional y el Ejército, logró contener durante diez años las expresiones de descontento y conflicto social, pero no las eliminó, de tal forma que éstas se acumularon en la sociedad. Una de las señales antecedentes de ese descontento fue el alto índice de abstención en los procesos electorales del 2016 y 2017 para elegir autoridades nacionales y locales, respectivamente. De tal manera que la chispa de Abril prendió la hojarasca y el fuego se extendió rápidamente.
El movimiento social ha causado sorpresa porque es autoconvocado y liderado por jóvenes estudiantes hasta ahora totalmente desconocidos. Ellos provienen de tres generaciones nacidas en la postrevolución. Es decir, se trata de jóvenes que nacieron después de la guerra y la revolución, creyendo que Nicaragua era una democracia y los ciudadanos, sujetos de derechos. Su aparente apatía y desinterés en la política en realidad expresaba un fuerte rechazo a los actores y la política convencional, de manera que poco a poco dieron vida a prácticas y espacios políticos propios. A sus acciones se han sumado diversos movimientos sociales como los campesinos y las mujeres, así como ciudadanos no organizados. Durante sus acciones, el movimiento le ha disputado al gobierno las calles, los símbolos y los discursos; y sus actuaciones han sido ejemplarmente cívicas.
El ejército, el diálogo y los posibles desenlaces
Uno de los actores clave en cualquiera de los escenarios es el Ejército. Aunque ha mantenido un fuerte protagonismo político a lo largo del tiempo, su perfil público siempre ha sido bajo. En esta ocasión se han mantenido al margen de la situación y solamente se pronunciaron el 12 de mayo afirmando que ningún efectivo militar ha participado en actos de represión y tampoco lo harán apegados a la Constitución y las leyes del país. El posicionamiento generó opiniones a favor y en contra; sin embargo, es una decisión sensata en tanto que la intervención de la fuerza militar significaría escalar los niveles de violencia y cerrar la oportunidad para una salida pacífica y democrática a la crisis.
El ciclo de aun no se ha cerrado. Todos los escenarios de desenlace son altamente complejos e inciertos. Casi todos pasan por el diálogo como mecanismo de solución si el Ejército se mantiene al margen y porque la estrategia del gobierno de contener la movilización social con la represión antes del inicio de las negociaciones, no funcionó. De manera que tanto el gobierno como los representantes de la sociedad, los estudiantes, el sector privado y la misma Conferencia Episcopal, tienen un gran reto planteado. Mucha gente desconfía de sus resultados, pero han decidido darle el beneficio de la duda con la esperanza de que se pueda lograr una salida pacífica y democrática a la crisis. El gobierno lee estos escenarios a partir de lógicas políticas totalmente diferentes a las de los actores sociales. Pero, tanto para unos como para otros, está claro que la insurrección de abril transformó a Nicaragua y el país nunca más será el mismo.

De populismos


León Bendesky

El populismo se ha recreado en el entorno político en muchas partes del mundo. En Europa, hoy, es un asunto que concierne a varios países de la región y se acompaña de un creciente nacionalismo que retrotrae al periodo de entreguerras en la segunda mitad del siglo pasado.

Eso ocurre a pesar de los avances en el marco de la integración en la zona, minado por las repercusiones de la crisis financiera de hace 10 años y las propias deficiencias del arreglo democrático del sistema político regional basado en Bruselas (Consejo y Parlamento) y del económico en Frankfurt (Banco Central Europeo).

En América Latina es un fenómeno recurrente que apunta a la estructura social tan difícil de alterar y conforma un muy complejo escenario de crisis recurrentes de las democracias tal y cómo existen. La combinación con el autoritarismo, la fragilidad institucional y la corrupción hacen de la experiencia política un asunto de grandes conflictos.
El acceso de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, marcado con un discurso disruptivo desde la mera campaña y cumplido con bastante cabalidad en el primer año y meses de gobierno, se aproxima mucho a las pautas más convencionales del populismo. En ese caso parecería ser que el armazón legal e institucional pudiese ser más resistente que en otras partes; pero aun así el margen de maniobra del presidente es bastante amplio.
Un signo prácticamente universal del populismo en sus diversas vertientes es que quien tiene el poder cree fervientemente que está constreñido en su capacidad ejecutiva para servir al pueblo. Tales limitaciones equivalen, por lo tanto, a socavar la voluntad popular y sirven a sus enemigos, sean éstos los extranjeros, las minorías o los gobiernos que se oponen a su hegemonía, o bien, en otros casos, las élites económicas.
Estas posturas se confrontan con las estructuras político institucionales que delimitan la separación de los poderes, a la manera en que existen en los regímenes considerados como democracias, es decir: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Claro está que la separación formal de tales poderes no es garantía de un sistema político abierto y en el que haya leyes que abracen los derechos individuales y sociales y, menos aun que estas se cumplan.
Las muestras de todo esto son abundantes en el mundo. En esta región, el reciente caso de Nicaragua es llamativo, pero ciertamente no único. En un entorno populista, las elecciones pueden ser el instrumento mismo de la perpetuación de un régimen en ausencia del imperio de la ley y de las libertades civiles más elementales (empezando por la seguridad de las personas) y cuando se alían con las fuerzas de la represión, con medios de comunicación y los jueces.
En el ámbito de la economía, el populismo se enfoca en las restricciones efectivas que imponen sobre el ejercicio efectivo del poder las entidades autónomas de carácter regulatorio. Esto puede advertirse, por ejemplo, en el caso actual de la renegociación del TLCAN y en otras instancias que van hasta la mera existencia de un banco central independiente y puede alcanzar hasta las funciones de órganos de control de las actividades financieras del gobierno. El abanico es en este terreno muy amplio.
La teoría económica está llena de instancias que tratan de probar que la menor interferencia en las fuerzas del mercadopor las políticas públicas del gobierno contribuyen a una mayor eficiencia del sistema productivo, la asignación de los recursos disponibles y del financiamiento. Estas posturas están hoy bajo cuestionamiento, otra vez, por las manifestaciones de las crisis financiara y por las evidencias de una creciente concentración de la riqueza y del ingreso en todas partes. El debate es extenso y las resistencias políticas son muy grandes.
El asunto tiende a plantearse en términos generales como la relación entre gobierno y mercado y en ese marco caben muchos argumentos que tienden a asimilarse con el tema del populismo, el autoritarismo y hasta la tecnocracia. Pero no puede eludirse que se trata de Economía Política, como fue concebida originalmente en el siglo XVIII.
En este sentido, hay argumentos que abren la discusión acerca de las posibilidades para extender la intervención gubernamental frente a las restricciones de carácter institucional que se van creando.
Un caso puede ser, como apunta Rodrik, la conformación de una extensa serie de intereses especiales por las mismas élites económicas. De tal manera ejercen de modo efectivo un control sobre la gestión pública y se incrustan en las propias entidades reglamentarias, como pueden ser las que determinan las pautas del comercio exterior, la concesión de patentes, la asignación de subsidios, el control de la información o el entorno general y muy extenso de las transacciones financieras.
El populismo económico tendría así un espacio más grande en las posibilidades de la gestión política. El asunto es distinguir y separar, si se puede, la ambición populista en los sentidos político y económico de su significado general en una sociedad.

miércoles, 23 de mayo de 2018

Nunca “ellos” habían estado tan nerviosos


El poder oligárquico en Colombia está desnudo, algunos quieren quitarle el vestido”.

1. Nunca había visto tan nerviosos a los poderosos y a los periodistas que tienen a su servicio.

uribe-petro.jpgNi en las peores épocas de violencia guerrillera (la controlaban), o de violencia mafiosa (no era contra ellos), o de violencia paramilitar (era de ellos).

Aparentaban nerviosismo y distraían con violencia a la gente.

2. Nunca había visto tan nerviosos a los políticos tradicionales y a los periodistas que los poderosos ponen a su servicio.

Ni en la época del cura rebelde Camilo Torres (jugaba fuera del sistema), ni cuando le robaron las elecciones a Rojas Pinilla (lo controlaba el sistema), ni cuando el M19 ganó las elecciones de la Constituyente en 1991 (fue un pacto para fortalecer el sistema).

Aparentaban nerviosismo y distraían con demagogia a la gente.

3. Hoy todos los poderosos, los políticos tradicionales y los periodistas tarifados están muy nerviosos.

Saben que la distracción con la violencia guerrillera, mafiosa o paramilitar ya no funciona; saben que ese distractor les permitía hacer demagogia para tapar las causas de la desigualdad y de la pobreza; saben que la gente está despertando y que ya no les creen.

Hoy no aparentan nerviosismo... ¡están muy nerviosos...!

4. Un candidato en estas elecciones ha logrado interpretar a la gente y los ha puesto al borde de un ataque de nervios.

Un candidato ha aprendido a jugar dentro del sistema y quiere cambiarlo desde adentro sin acomodarse a él y sin pactar con ellos.

Un candidato se ha conectado con el despertar de la gente y ha hecho una campaña pedagógica para despertarla mucho más.

5. Ellos saben que si ese candidato pasa a segunda vuelta no habrá poder en el mundo que lo detenga en su camino a la presidencia.

Ese candidato ha denunciado que se prepara un enorme fraude para detener la avalancha popular que está creciendo.

Frente a esa denuncia primero dijeron que era un irresponsable, que era un atentado a la institucionalidad, y que era una estrategia electoral.

Ahora con mucha pompa y seriedad han convocado una sesión de la Comisión Electoral de Garantías con presencia del presidente Santos para tratar de tapar el fraude y legitimar la trampa.

&&&&&&

Ese candidato se llama Gustavo Petro y quiere ser presidente de Colombia.
 Popayán, 22 de mayo de 2018 
E-mail: ferdorado@gmail.com / Twitter: @ferdorado
  

https://www.alainet.org/es/articulo/193038  

La derecha latinoamericana dijo a qué vino


temer_e_macri.jpg
Temer e Macri: agentes do fim da Unasur

Después de años duros, en que parecía que el neoliberalismo había venido para quedarse en Latinoamérica, fuerzas populares lograron construir programas de gobierno antineoliberales, ganar elecciones y protagonizar los años más virtuosos de nuestra historia, en algunos de nuestros países.

Pero la derecha, aun derrotada, no ha dejado de maniobrar para intentar frenar a esos procesos, que representan el desenmascaramiento de todo lo que la derecha había dicho que era nuestro destino inevitable. Planteaba distintas cosas, pero su política económica siempre era el viejo modelo centrado en los ajustes fiscales, como medicamento en contra la enfermedad de los gastos estatales.

Después del período de gobiernos posneoliberales, la derecha ha vuelto a la carga, conquistando el gobierno en Argentina mediante elecciones,   retornó a Brasil mediante un golpe. Y tuvo la posibilidad de decir a qué vino, porque peleo tanto, con todas sus fuerzas, legales e ilegales, para retornar al gobierno. ¿Qué es lo que tiene que proponer y realizar en América Latina?
             
En verdad, no fue necesario aguardar ese retorno. Porque podemos saber lo que la derecha latinoamericana tiene que proponer para la situación de países como México, por ejemplo, gobernado desde hace tantas décadas por la derecha, con su modelo neoliberal ya hace por lo menos dos décadas y media. El favoritismo de López Obrador para convertirse en el próximo presidente de México es el resultado directo del fracaso de los gobiernos del PRI y del PAN, que se han alternado en el gobierno, sin cambiar la política económica neoliberal, y llevando México a una situación catastrófica, desde todos los puntos de vista.

El país que iba a marcar la senda para los otros países del continente, habiendo sido el primero en firmar un tratado de libre comercio con EEUU (y también con Canadá, en este caso) representa, al contrario de lo propuesto, la falencia de esos tratados y de esas políticas. Los dos partidos de derecha sumados no tienen las preferencias de López Obrador, que aparece como la ruptura con la corrupta oligarquía tradicional en México.

Pero el retorno de la derecha al gobierno en Argentina y en Brasil podría significar una actualización de las propuestas de la derecha. Sin embargo, en los dos países se ha aplicado el mismísimo modelo que ya había fracasado en los años 1990. El mismo diagnóstico de que los problemas de nuestras economías son los gastos excesivos del Estado tuvieron el mismo tipo de respuesta: la centralidad del ajuste fiscal. Con las desastrosas consecuencias aparejadas: profunda y prolongada recesión, desempleo record, desindustrialización de la economía, fuga de capitales, alza del déficit público.

¿A eso vinieron las derechas en Argentina y en Brasil? ¿Es eso lo que prometen? Por ello han luchado tanto en contra de los gobiernos populares, valiéndose de acusaciones falsas, de campañas de mentiras, de cerco a los gobiernos desde los medios y desde los capitales especulativos.

Esta es la demostración, para México, Colombia, Bolivia, y para otros países que están o van a entrar en procesos electorales, lo que pueden esperar de los partidos y candidatos de la derecha en Latinoamérica, cualesquiera que sean sus promesas. En Venezuela, se llegó a prometer la dolarización de la economía del país. En Brasil se privatiza los mejores patrimonios nacionales, los de Petrobras. En Argentina, se vuelve a la entrega a los brazos del FMI, volviendo a comprometer el futuro del país.

Las alternativas de retomar el desarrollo económico con distribución de renta suponen la ruptura con el modelo neoliberal, lo cual solamente gobiernos de izquierda pueden hacer, como se ha demostrado en este siglo. De la capacidad de la izquierda de volver a unificarse dónde está dividida, de superar los obstáculos jurídicos donde la derecha se vale de ellos en contra de líderes de izquierda, de reformular los proyectos que han dado resultados, adecuándolos a las condiciones internas y externas actuales, de rescatar los valores solidarios, cooperativos, humanistas, depende una solución positiva de la crisis actual que afecta a todo el continente.

 - Emir Sader, sociólogo y científico político brasileño, es coordinador del Laboratorio de Políticas Públicas de la Universidad Estadual de Rio de Janeiro (UERJ).


https://www.alainet.org/es/articulo/193036  

México/Venezuela: veintena de países guiados por EEUU buscan tirar a Maduro, ¿pasará lo mismo con AMLO?

Pedro Echeverría V.

1. ¿Qué pasaría en México –así como en Venezuela- si los monopolistas del pollo y sus alimentos, así como el huevo, se ponen de acuerdo para presionar y boicotear al gobierno de López Obrador porque no les gusta? ¿Qué haría el pueblo cuya alimentación básica no se encuentra en ningún mercado y además hay grupos que se dedican a hacer comentarios contra el mal gobierno que ha provocado la desaparición de la producción? ¿Qué pasaría si también los monopolistas de la masa y la tortilla, así como del trigo y el pan, reciben órdenes de políticos y empresarios de que durante un mes desaparezcan esos productos para obligar a López Obrador a no cumplir con sus promesas de meter a la cárcel a los más ladrones y corruptos?

2. En primer lugar le demostrarían a AMLO y sus seguidores que la fuerza la tienen los monopolios y que el empresariado puede hacer caer a cualquier gobierno. Este boicot, multiplicado por 100 acciones más, está buscando tirar del poder a Nicolás Maduro y se esforzó por hacer lo mismo contra Hugo Chávez. En Cuba de 1962 no hubo necesidad de desaparecer artículos; le bastó al gobierno yanqui de Kennedy con decretar un boicot/estrangulamiento total de más de 50 años para que no pudiera levantarse; obligó Kennedy a todos los gobiernos a romper relaciones con Cuba y no comerciar con la amenaza de ser castigados. Al pobre Allende de Chile le aplicaron un golpe de Estado militar encabezado en 1973 por Pinochet.

3. Lo que me extraña es que Maduro no haya acudido a la expropiación y encarcelamiento de los empresarios responsables de la desaparición de artículos como el huevo de los mercados. La expropiación no requiere indemnización en estos casos de boicot; bastaría con que los trabajadores pongan a fábricas y empresas expropiadas a producir en beneficio directo del pueblo. Si los gobiernos acudieran a la expropiación en estos casos el aplauso del pueblo sería unánime; pero lo más importante es que todos los empresarios explotadores pondrían sus barbas a remojar pensando en que si continúan con el boicot pronto les llegará la rasuradora. Pero también Maduro demostraría que el único camino que queda es enfrentar a los enemigos,

4. López Obrador nunca ha tomado a Venezuela, Cuba o Brasil como gobiernos modelos; pero debe quedar muy claro que las experiencias son universales. ¿Qué gobierno capitalista o empresarial en el mundo no ha tomado de los yanquis, ingleses, israelitas, japoneses, experiencias y consejos para explotar, dominar, reprimir, armarse, aliarse, hacer la guerra? Se acusa a López Obrador se seguir el ejemplo de Venezuela y a éste país de seguir los ejemplos de Cuba, Rusia, China, Corea del Norte; pero no hay modelos a seguir. Los comunistas, anarquistas, socialistas, izquierdistas y socialdemócratas honrados, seguimos fielmente la experiencia de apoyar al pueblo miserable y explotado en todas sus luchas, porque nuestra liberación depende de ellos.

5. Así que “el infierno” que se vive en Venezuela es producto del boicot capitalista del mundo. Esos lamebotas y asesinos gobiernos como los de México, en lugar de seguir arrantrándose como esclavos del imperio de EEUU, lo que deben hacer es solidarizarse con los países que están haciendo esfuerzos por liberarse de la explotación capitalista. Tenemos confianza en que el próximo presidente de México realizará los cambios necesarios para que el pueblo camine por el sendero que hace mucho debió recorrer; pero también que despertará con un espíritu de liberación lleno de rebeldía, dignidad y lucha. Venezuela y México muy pronto serán gobiernos amigos, muy solidarios porque reconocerán que sus problemas como pueblos son los mismos. (22/V/18)
alterar26@gmail.com